SONAMI y Consejo Minero critican proyecto de ley de glaciares del Senado

SONAMI y Consejo Minero critican proyecto de ley de glaciares del Senado

TRAMITACIÓN PROYECTO DE LEY DE GLACIARES (Boletín 11876-12 – 1º trámite)
Minuta 4 Sesión Comisión de Minería, Senado 25/07/2019
Resumen: SONAMI y Consejo Minero critican incertidumbre jurídica y carácter prohibitivo del proyecto de ley. Senadora Provoste consulta por modos de proteger los glaciares y expresa su preocupación por los glaciares rocosos. Invitados defienden el sistema actual de evaluación de impacto ambiental.

 

Acuerdos:

1)   Comisión acuerda oficiar al Ministerio de Minería para informar que NO se le dará carácter formal a la mesa técnica que propuso el Ministro de Minería y que cada senador enviará un representante a dicha mesa si así lo estima conveniente.

2)   Comisión acuerda sesionar el jueves 8 de agosto nuevamente en un horario más extenso y además acuerdan pedir a Comisión de Medio Ambiente un plazo adicional para tramitar el proyecto. El plazo original para tramitar el proyecto venció el 11 de julio y se pidieron 30 días más, por lo que el plazo final vence el 11 de agosto.

3)   Se minuta electrónica de glaciares de atacama, situación de glaciares en Chile, e el informe de BCN sobre derecho comparado.

 

Están pendientes: audiencia con la Federación de Trabajadores del Cobre, el mundo científico y las ONG.

 

Se excusan de asistir a la sesión:

  • El presidente ejecutivo subrogante de Codelco por el cual se excusa
  • Juan Olguín, Presidente de la Federación de Trabajadores de Cobre se excusa

Invitados: De la Sociedad Nacional de Minería: el Presidente, señor Diego Hernández. Del Consejo Minero: el Presidente Ejecutivo, señor Joaquín Villarino, y la Gerente de Comunicaciones, señora Christel Lindhorst.

Senadores asistentes: Elizalde (PS, Presidente de la Comisión de Minería), García Huidorbo (UDI), Provoste (DC), Guillier (IND), Prohens (RN).

Sobre la mesa técnica que propuso el Ministro Prokurica:

El senador García Huidobro pide una mesa técnica y argumenta que se conversó de ella para el proyecto de ley en la sala de sesiones. Cree que es un proyecto que tiene positivas o graves consecuencias para el país y por lo tanto merece un pormenorizado análisis técnico. Guillier lo respalda. Provoste por su lado manifiesta que en virtud del plazo de 11 de agosto no es posible convocar a una mesa técnica. Elizalde indica que nada obsta que pueda haber equipos de conversaciones. No puede haber una imposición de que los temas se resuelvan en la mesa cuando no hay unanimidad.

García Huidobro propone generar un oficio para el Ministerio de Minería indicando que los senadores que así lo estimen enviarán un representante a una mesa técnica de carácter no vinculante o formal.  Dicho oficio se acuerda por unanimidad.

Presentación de SONAMI

 

Diego Hernández comienza su presentación indicando cifras de la minería chilena, aseverando que el país sería un 20 a 30% más pobre.

Señaló además que Argentina es el único país que cuenta con una ley de glaciares. Manifestó que se reglamentó pobremente en el año 2011 la ley de glaciares en argentina. Agregó que casi no se ha avanzado con la realización del inventario de glaciares en dicho país. Arguyó así que la exploración en alta cordillera se ha paralizado y la ley ha afectado el desarrollo de la minería. Profundizó exponiendo sobre un conflicto con el Gobierno Federal y las provincias mineras (San Juan) en Argentina. Agregó que la Corte Suprema del país indicó que a nivel provincial no se puede usar las reservas de mineras del país.

A su vez, señaló que las deficiencias de la ley argentina provienen de una ambigua letra legal, específicamente en la definición del ambiente periglacial como reserva hídrica a la vez que se define como “suelo congelado”. Así concluyó que no queda claro cuáles áreas son las que

entran en la prohibición y que esta ley ha generado inseguridad jurídica.

El invitado afirmó que la definición de glaciares en el proyecto de ley chileno es idéntica a la definición argentina. Agregó que el permafrost no está en la ley argentina pero sí en el proyecto chileno.

Por eso, argumentó, que la diversidad de casos y diversidad geográfica hace necesario una legislación “caso a caso” y que el tema se abordaría, a su juicio, apropiadamente, en los Estudios de Impacto Ambiental (EIA).

Para ahondar en el punto, señaló que en Chile, cualquier proyecto que pueda generar alteración de las características de un glaciar (art. 3º subliteral a.5 del Reglamento SEIA) debe ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Agregó además que la vía de ingreso en caso de estar en o próximos a glaciares era el EIA. Explicitó que el ingreso al SEIA implica realizar el levantamiento de una Línea de Base sobre Glaciares, lo que Implica un estudio detallado por parte del titular, que entrega información valiosa y actualizada sobre los glaciares, la cual es revisada por las autoridades y en definitiva permite evaluar caso a caso la posible afectación de glaciares de un proyecto en base a información precisa y en escala detallada.

Indica que no se referirá a la inconstitucionalidad de la retroactividad consagrada en el proyecto de ley. Agregó que si se determinara que la norma es constitucional, aun así genera un daño enorme e irreparable a la minería y al país y que imagina que se agregó al proyecto de ley dicha norma como un elemento de negociación política.

Concluyó señalando que el proyecto es anti-medio ambiente. Indica que la ley debe ser de glaciares y no de situaciones adicionales a los glaciares. Señaló también que la minería nacional ha demostrado que existe minería sustentable.

Consultas de los senadores sobre presentación de la SONAMI

 

García Huidrobro señaló que dado que Diego Hernández dirigió CODELCO, le quiere preguntar qué efecto podría generar en CODELCO la aprobación de este proyecto de ley.

El invitado responde que por el artículo transitorio se afectarían las siguientes faenas: Pelambres, Andina, Los Bronces y Teniente. Señala que 2 de estas faenas le pertenecen a Codelco (Andina y El Teniente), lo que equivale a un 1.4 millones de toneladas que deberían paralizarse de un total de 5.8 millones. A futuro, señala que El Teniente debería ser capaz de tener continuidad operacional porque es mina subterránea con 2 rajos que son de transición. Indica que Andina es a una mina rajo abierto con parte subterránea pero el plan de la mina es seguir siendo de rajo abierto para en el futuro volver a ser subterráneo. Señala que el valle de Andina tiene mucho tema de mal tiempo y nieve. Agrega que el impacto de esta ley en Pelambres debería ser marginal porque los glaciares o el permafrost es de poco significado. Indica que Los Bronces está en la cuenca del Mapocho con los mismos glaciares Andina pero más alejado, por lo que no estaría tan afectado. El 50% de los recursos mineros del futuro están en la zona central entre Pelambres y El Teniente.

Presentación del Joaquín Villarino

Señala que existe una falsa dicotomía entre proteger glaciares y la minería. Argumenta que el 100% de los glaciares están protegidos en Chile. Señala que cerca del 84% están en parques nacionales o en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNASPE). Por lo tanto, en su concepto, cerca del 85% son intocables. Gozan, según él, en su concepto de una prohibición absoluta de ser afectados. Agrega que, en su concepto, el 16% restante están protegidos por el SEIA que goza con protección.

Luego, se dedicó a refutar supuestas afirmaciones de quienes buscan proteger los glaciares.

Afirmación 1) “basta la firma de un funcionario que afecta los glaciares”.

Supuestamente refuta la aseveración indicando que se requieren 1200 permisos en minería y que hay instancias de reclamación varias

Afirmación 2) “la aprobación de los proyectos se realizan en 4 paredes.”

Indica que no es así y que el sector minero promueve la participación.

Afirmación 3) “el SEIA no prevé el cambio climático.”

Señaló que hay partes de SEIA donde sí se incorpora el cambio climático y cuando no es porque no hay antecedentes científicos que permitan incorporarlo. Evitó referirse al principio precautorio existente en materia ambiental.

Indica que existen estrategias de biodiversidad y que además acaba de avanzar el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas y que estas serían protecciones más que suficientes.

El proyecto de ley de glaciares, en su concepto, no contribuye a que efectivamente mejore la salud de los glaciares. Argumenta además que, a mayor abundamiento, el sistema de protección de glaciares actual en Chile es el mismo sistema que tienen los demás países que tienen glaciares.

En su concepto, los problemas con el texto del proyecto de ley son:

  • El objeto de la protección: Usó la siguiente pregunta retórica: ¿Estamos protegiendo los glaciares importantes en biodiversidad, recursos hídricos? En su concepto, no se trata de cualquier glaciar, ya que, según él, pueden haber glaciares que tengan una tremenda superficie pero que no son relevantes en biodiversidad, porque el tamaño es independiente del aporte hídrico, la biodiversidad o importancia escénica.
  • Las definiciones del proyecto de ley no se ajustan a las técnicas: Señala que para todos los efectos de ley se consideran como glaciares las definiciones contenidas en él, pero que las definiciones requieren de una asesoría técnica especializada. Si hacemos protecciones generales, se tornan estas protecciones en la práctica en un detrimento del ejercicio de actividades productivas del país.

Señala que las medidas de protección a todo evento sirven solo si hay definición científica y si hay impactos en recursos hídricos, biodiversidad o belleza escénica que no se puedan compensar.

  • Delitos ambientales: Esta ley crea delitos ambientales. Señala que deberíamos dejar de generar delitos ambientales nuevos. Indica que debiera haber una conversación con el Ejecutivo de empoderar administrativamente a la DGA y la SMA cuando digan relación con glaciares.
  • Retroactividad de la ley: Comenta que con este tema abrimos un discusión sobre la paralización de los proyectos mineros, pero también de centros invernales, centrales de producción hidroeléctrica, pasos fronterizos, entre otros. Comentó que se requieren excepciones porque requerimos como país de túneles con argentina y actividades cordilleranas.

Concluye siendo enfático definiendo que la minería no se opone a la preservación de glaciares. Se han introducido campos importantes el a protección ambiental en los últimos años que la minería respeta. Agrega que, en su concepto, el daño económico para una buena foto en la CO25 es algo permanente, no así los réditos políticos que se derivan de dicha foto.

Provoste refuta el dato de los 84% de los glaciares, porque indica que no se refiere a glaciares rocosos. La senadora no se refirió, sin embargo, al escaso nivel de protección que actualmente tienen las áreas protegidas del país. Provoste indica además que el SEIA permite que ampliaciones de proyectos se hagan a través de DIA y no EIA cuando corresponde, incluso cuando se trata de empresas del Estado. Señala que el inventario de glaciares debe incluir glaciares rocosos.