Gobierno de Piñera se manifiesta en contra del proyecto de ley de glaciares

Gobierno de Piñera se manifiesta en contra del proyecto de ley de glaciares

TRAMITACIÓN PROYECTO DE LEY DE GLACIARES (Boletín 11876-12 – 1º trámite)

 Minuta Sesión Comisión de Minería, Senado 17/07/2019
Resumen: La Comisión escuchó al Ministro de Minería, además de COCHILCO y Gino Casassa. Los invitados se pronuncian en contra del proyecto de ley.

 

Video de la sesión:

https://www.youtube.com/watch?v=yrRULyIwzow&list=PLmDrj9HMeNUwGJIQto7oeHQyBVp8SHOwd&index=27&t=1s

 

Invitados: Del Ministerio de Minería: el Ministro, señor Baldo Prokurica. De la Comisión Chilena del Cobre, COCHILCO: el Vicepresidente Ejecutivo (S), señor Jorge Cantallopts. El Instituto Antártico Chileno, INACH. Del Ministerio de Obras Públicas, Dirección General de Aguas, Unidad de Glaciología y Nieves: el Jefe de la Unidad, señor Gino Casassa.

Senadores asistentes: Elizalde (PS, Presidente de la Comisión de Minería), Víctor Pérez (UDI, reemplaza a García Huidobro), Provoste (DC), Guillier (IND), Castro (RN, reemplaza a Prohens).

Exposición del Ministro de Minería:

Señala que el gobierno pretende proteger el medio ambiente y los glaciares y compatibilizar la actividad productiva con esta protección. Por eso han buscado crear una propuesta en conjunto con glaciólogos.

Indica que la definición que tiene el proyecto de ley respecto de los glaciares no la comparte la ciencia de la glaciología e reitera que 33 mil trabajadores se verían afectados, así como un 1/3 de la actividad minera. Señala que el proyecto además prohíbe ciertas actividades derechamente.

Respecto de Pascua Lama y Andina 244, indica que estos proyectos no se han podido llevar a cabo aun cuando no existe legislación especial de glaciares, pretendiendo así convencer de que en realidad nuestra legislación protege suficientemente los glaciares.

Posteriormente citó casos de glaciares en retrocesos, como el Jorge Montt, el O’Higgins y el Grey, entre varios otros. También señaló como caso paradigmático la desaparición del Glaciar Chacaltaya en Bolivia y que ya ha desaparecido producto del cambio climático. Indicó que la mayoría de los glaciares retroceden y que algunos avanzan.

Luego se abocó a señalar casos de minería que a su juicio destacarían por lo que llama “un buen comportamiento ambiental”, como la Mina Kittila en Finlandia, la Minta Atik en Suecia y la Fort Know en Alaska.

Presentación COCHILCO:

El Director de Estudios en Comisión Chilena del Cobre, Jorge Cantallopts, reiteró los proyectos en otros países que tienen tecnología para poder operar en entorno de Glaciares. Señaló una lista de 12 proyectos.

Señaló como algunos de los desafíos técnicos y ambientales que han tenido que enfrentar los proyectos que mencionó:

  1. Desafíos de la excavación y la gestión del flujo de deshielo.
  2. Los caminos de acceso de vehículos y maquinarias deben usar ingeniería adaptativa para contrarrestar el movimiento del hielo.
  3. La gran escorrentía del agua de deshielo del glaciar, concentrada durante la temporada de deshielo del verano, puede ser difícil de enrutar a través de superficies glaciares altamente transitorias para minimizar el flujo de entrada.
  4. El Control del polvo.
  5. La hidrología subglacial puede interactuar con la filtración de agua subterránea en operaciones mineras subterráneas.

Señaló que el impacto estimado de la minería en glaciares es de 35 millones es de 35 millones de m3, según lo que indica un informe de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, siendo el inicio de operación de los proyectos todos antes del año 2010.

Señala que dado que es imposible fiscalizar todos los glaciares, por razones de recursos, por lo que las definiciones operativas son muy importantes.

Luego se aboca a analizar los proyectos ya existentes que operan cerca de glaciares para determinar los efectos que tendría la retroactividad del proyecto de ley en la actividad minera

Mostró una estimación considerando el proyecto actual y el efecto retroactivo y el buffer de 3 y de 6 kilómetros.

Concluye indicando que en el caso de la producción de cobre fino en concentrados, se generaría la paralización de 5 proyectos de expansión o un descenso de un 11% promedio, para el periodo 2018 a 2030. Los detalles se adjuntan en la presentación.

Estima de esta forma en promedio aproximadamente unos US$1.040 millones de menor recaudación fiscal anual por efecto de la ley, de un total anual recaudado de US$ Millones 5.478. Indica como fuente una elaboración propia de COCHILCO, en base a información presupuestaria de DIPRES (2017) y proyección de Cu (COCHILCO).

A su vez, señala que de 228.340 empleos directos existentes, proyecta 34.556 empleos directos perdidos y estima que por efecto encadenamientos, podrían llegar a más de 100.000.

Estima además que el empleo se afectaría en proyectos futuros, con un máximo de empleos potenciales futuros perdidos de cerca de 21600 empleaos, considerando la construcción y operación del proyecto.

Luego argumenta que, dado que la minería del cobre aporta un 14,4% al PIB del país, se pierde 1,3% de PIB del país, equivalentes a US$811 per cápita. Con todo, se debe considerar que estos datos son estimaciones de Cochilco en base a Banco Central de Chile.

Por último, agrega que el mundo presenta un importante déficit de abastecimiento de minerales base, por lo que una reducción de la oferta de cobre de Chile incentivará minería en otros distritos del mundo.

Presentación INACH:

 

Señala que El Instituto Antártico Chileno (INACH) es un organismo técnico del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREL) que tiene como misión planificar, coordinar, orientar y controlar las actividades científicas y tecnológicas que los organismos del Estado o particulares realicen en el Territorio Antártico Chileno.

Relevó una información de carácter importante para la comisión: Los geosistemas antárticos (atmosférico, oceánico, criosférico), verifican tele-conexiones que interactúan con otras regiones del planeta. Así, por ejemplo, la temperatura del aire y la precipitación que afecta a los glaciares de Patagonia están bajo la influencia y control de la circulación atmosférica polar y de varios modos y patrones climáticos, que fuerzan la variabilidad climática y el balance de masa glaciar.

Señala que el océano antártico y austral es muy importante para acumular carbono e el océano profundo y mitigar el efecto invernadero. Además, los hielos del sur guardan una biodiversidad muy alta debajo de ellos.

Indicó que aprecia la protección de glaciares y sus áreas periglaciares para la preservación del registro paleo-ambiental contenido en las masas de hielo. Estos sitios, indicó, son indicadores que permiten medir el impacto del cambio climático.

Los glaciares y zonas periglaciares del Territorio Chileno Antártico se encuentran protegidas bajo los instrumentos del Sistema del Tratado Antártico. Específicamente, el Tratado Antártico y luego el Protocolo al Tratado Antártico para la Protección del Medioambiente, disponen normativa aplicada a la protección del medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados. Esto se refleja particularmente en su Artículo 3 – ver Anexo adjunto-, donde se establecen los principios medioambientales que reglan los usos, prohibiciones y procedimientos. Se sugiere que este modelo pueda ser extrapolado para identificar los conflictos de interés que el desarrollo de la investigación científica antártica representa con otros usos en las zonas con glaciares y ambientes periglaciares.

En la minuta de la sesión, disponible en la página web del Senado, se adjunta en el anexo el extracto de del protocolo al Tratado Antártico para la Protección del Medio Ambiente.

Presentación MOP-DGA: Gino Casassa

Expone brevemente sobre la unidad de glaciares y nieves, creada en el año 2008. Destaca glaciares como indicadores del cambio climático y son reservar estratégicas de agua en estado sólida. Indica que Chile concentra cerca del 80 de los glaciares de Sudamérica. Destaca el inventario público de glaciares de la DGA publicado el 2014.

Luego, da ciertas definiciones técnicas, como la de criósfera y la de glaciar.

Indica que los glaciares catastrados en el Inventario Público de Glaciares se encuentran afectos a la disposición del presente proyecto de ley. Los glaciares menores a 0,01 km2 (1 ha) no son inventariables. Sin embargo, un glaciar catastrado previamente no será desafectado del Inventario Público de Glaciares hasta que su área se reduzca a menos de 0,001 km2 (0,1 ha).

Luego clasifica los glaciares y añade que es debatible qué es en glaciar rocoso. Añade también que a nivel nacional el SNASPE tiene bajo su jurisdicción el 43,8% del número de glaciares, y el 83,5% de la superficie de hielo del país.

Señala que este proyecto de ley prohibiría algunas actividades y da como ejemplo un glaciar en Italia donde es posible esquiar, además de que es hay iniciativa que intenta protegerlos del derretimiento con algunos cobertores. Señala además otras iniciativas, como construcción de lagos artificiales, carreteras para hacer minería, túneles bajo los glaciares para turismo y aducción de una central hidroeléctrica.

El objeto de la ley incluye, además de los glaciares, el ambiente periglacial y el permafrost. En su concepto, si se acepta incluir el ambiente periglacial y el permafrost habría que limitar actividades productivas en toda la región de Aysén y Magallanes, y asimismo en toda la Cordillera y Precordillera de los Andes del resto de Chile. Se propone por tanto eliminar toda mención al ambiente periglacial y permafrost. Por lo demás, la relevancia hídrica del ambiente periglacial y el permafrost es muy poco significativa respecto de los glaciares, en su opinión.

Añade que se debe modificar la definición de “glaciar” para ajustarse a los conceptos internacionales actuales, y proveer una definición “operativa” que defina los tipos de glaciares, el área mínima de un glaciar y dar un reconocimiento legal al Inventario Público de Glaciares de la DGA como autoridad oficial que define la extensión geográfica de los glaciares.

Indica que es razonable establecer un sistema de fiscalización, infracciones y sanciones, a cargo de la DGA.