Glaciólogo Pablo Wainstein critica proyecto de ley de glaciares en tramitación en el Senado

Glaciólogo Pablo Wainstein critica proyecto de ley de glaciares en tramitación en el Senado

TRAMITACIÓN PROYECTO DE LEY DE GLACIARES (Boletín 11876-12 – 1º trámite)
Minuta 2 Sesión Comisión de Minería, Senado 17/07/2019
Resumen: Comisión escucha al glaciólogo Pablo Wainstein quien como idea central plantea la gran diversidad de glaciares que hay y la diversidad que existe en importancia hídrica. Además destacó varias inconsistencias en el proyecto de ley.

 

Video de la sesión:

https://www.youtube.com/watch?v=HtovKbjpJJQ&list=PLmDrj9HMeNUwGJIQto7oeHQyBVp8SHOwd&index=33&t=3s

 

Invitados: El Ingeniero Civil Hidráulico y glaciólogo, señor Pablo Wainstein.

Senadores asistentes: Elizalde (PS, Presidente de la Comisión de Minería), Víctor Pérez (UDI, reemplaza a García Huidobro), Provoste (DC), Guillier (IND), Castro (RN, reemplaza a Prohens). Asiste también Sandoval (UDI).

Exposición de Pablo Wainstein:

Provoste pide que se despeje a qué compañías mineras asesora: Barrick, Pascua Lama. Sandoval pide no generar un manto de duda sobre la idoneidad de los profesionales. Provoste destaca que el tema es relevante en razón de la transparencia.

El invitado señala que trabaja para PGC y señala que ha asesorado a proyectos mineros y energéticos (petroleros). Asesora y ha asesorado a varias mineras y fue parte del proceso sancionador de Pascua Lama.

Señala una clasificación de glaciares y en su concepto los glaciares rocosos son una crioforma distinta.

Señala que las definiciones, la amplitud geográfica, supuestos bases y operatividad son desafíos del proyecto de ley. Sugiere diferenciar proteger una crioforma y preservarla, porque estas se están derritiendo.

Aclara ciertos conceptos. Indica que el ambiente glacial es diferente según la zona: Patagonia, Alto Andino y Chile Central. Indica que los 3 ambientes no son comparables y define como ambiente glacial aquel donde un glacial está trabajando y re-trabajando la geomorfología de un lugar. La presencia de un glaciar de los 3 ambientes no es comparable por su rol hídrico.

Aclara también el ambiente periglaciar donde la geomorfología está siendo trabajada y retrabajada por ciclos de congelamiento y recongelamiento del suelo y presenta permafrost. El ambiente periglaciar no está en la periferia de un glaciar. Indica que puede haber un glaciar sin ambiente periglaciar sin glaciar y viceversa.

Indica que el permafrost no es un tipo de suelo ni una crioforma. Indica que es “suelo o roca, con o sin agua, que ha permanecido a 0°C o menos, por 2 o más años consecutivos”. Indica que es un estado término.

Indica que la distribución espacial del permafrost de montaña es probabilístico, heterogéneo y no depende solo de la altura.

Luego clasifica los tipos de crioformas e indica que no todos tienen la misma importancia hídrica.

Luego se dedicó a comparar los glaciares versus los glaciares rocosos y destaca como punto más importantes que los glaciares rocosos NO son un caso especial de glaciares, están compuestos por lo general de suelos congelados. También indicó los que Glaciares responden a meteorología anual, mientras que glaciares rocosos lo hacen a condiciones climatológicas de largo plazo (siglos).

A continuación se aboca a desmitificar los diferentes supuestos hídricos del proyecto de ley y destaca la diversidad y heterogeneidad de glaciares y su diversa contribución hídrica. También cita una publicación científica que indica que no existen datos para poder concluir cuál es el aporte hídrico de un glaciar en ese mismo estudio.

Indica que el proyecto generaría problemas de conectividad de tránsito internacional, además de gaseoductos y oleoductos. También genera problemas con la generación energética, centros de turismo de montaña, protecciones de geo-peligros, entre otros. Luego reitera que se debe analizar caso a caso la importancia de un glaciar.

En su concepto, esta ley genera un detrimento del Sistema de Evaluación Ambiental. Sugiere generar una evaluación social y económica del proyecto de ley.

Sobre el objeto de la ley, indica que no es posible mapear el ambiente periglaciar y determinarlo con precisión.

Indica que no todos los glaciares se forman por la recristalización de la nieve, como se indica en el proyecto de ley. Señala además otras incongruencias en el lenguaje.

Elizalde consulta al invitado si es que merece o no proteger los glaciares como reserva de recursos hídricos y en el caso de que la respuesta sea afirmativa, consulta cómo se debe proteger, por ejemplo si se debe proteger algo más que el glaciar (o no).

Sandoval indica que se debe crear una nueva institucionalidad pero que no sea una “camisa de fuerza”.

Provoste consulta si Chile necesita una ley de conservación de glaciares. Consulta si el proyecto recoge adecuadamente la realidad del norte del país.

Prohens consulta si las leyes que tenemos en Chile son suficientes para proteger los glaciares y consulta por el derecho comparado.

Pérez releva la importancia de colocar la ciencia en la toma de decisiones y consulta si los conceptos están respaldados científicamente.

El invitado responde indica que en Canadá, indica que no existe una regulación que indique que un proyecto entre al proceso de evaluación ambiental. El proyecto entra al sistema de evaluación para proteger la hidrología de una cuenca.

Una ley de protección de glaciares es un desmedro a la protección de la hidrología pero el detalle técnico de la ley generará una judicialización por prohibición, dado que no todos los glaciares tienen el mismo valor hídrico.

Respecto de a priori establecer un área de protección, el invitado se manifiesta en contra de la idea, ya que depende de la actividad en concreto que se realizará y si los impactos que genera se trasladan a otras áreas o no. Por lo tanto, depende del glaciar y de la actividad.

Respecto del inventario de glaciares, indica que este debe actualizarse periódicamente, dado que los glaciares van cambiando.