Senadores Presentan Ley de Eficiencia Energética.

Senadores Presentan Ley de Eficiencia Energética.

Los senadores Alejandro Guillier (PRSD), Isabel Allende (PS), Alfonso de Urresti (PS), Guido Girardi (PPD) y Antonio Horvath (IND) presentaron hoy un proyecto de ley que promueve la eficiencia energética en los grandes consumidores industriales y mineros; además de estándares mínimos de eficiencia para los vehículos motorizados y un etiquetado de eficiencia para las viviendas., logrando con ello concretar el último compromiso faltante del gobierno en política energética.

Al fundamentar la importancia de la ley, el senador Alfonso de Urresti uno de los impulsores de la Moción, explico que “aunque Chile realizo importantes avances en política energética en la última década, especialmente en la promoción de las energías renovables no convencionales (ERNC), convirtiéndose en líder de América Latina, hoy tiene un grave retraso en eficiencia energética con respecto a los demás países de la región, y está lejos de los estándares de la OECD”

La senadora Isabel Allende, expresidenta de la Comisión de Energía del Senado, informo que “en la Ley N°20.402 de 2009 incluimos el etiquetado de eficiencia energética para electrodomésticos y establecimos algunos estándares mínimos de eficiencia, además de la creación de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, pero Chile aún no posee una ley de eficiencia energética y tampoco metas nacionales o sectoriales con este fin”. “Ahora es el momento de avanzar en esa dirección”, concluyo

El senador y candidato a la presidencia Alejandro Guillier argumentó que “el uso eficiente de la energía, genera gran beneficio social ambiental y económico, pues permite, reducir las emisiones de contaminantes locales que afectan la salud de la población. Adicionalmente permite aumentar la productividad de las empresas, limpiar el transporte, y mejorar la calidad de las viviendas y el bienestar de las personas; además nos permite cumplir las metas de reducción de CO2 al año 2030, que comprometió Chile en el Acuerdo de Paris”

El senador Antonio Horvath,quien ha liderado numerosa legislación sobre energías renovables no convencionales, generación distribuida y residencial, juntoal senador Guido Girardi, que preside la Comisión de Ciencia Tecnología y Desafíos del Futuro, explicaron junto a sus pares los contenidos del proyecto que promueve la eficiencia energética en la industria de alto consumo de energía; en vehículos y viviendas nuevas.

CONTENIDO DEL PROYECTO DE LEY

Industria:

En Chile existen 130 empresas grandes consumidoras de energía, (consumo anual, de 50 tera-calorías (aproximadamente $2.500 millones anuales). Estas 130 industrias energo-intensivas representan más de 30% del consumo de energía total del país, de acuerdo al Balance de Energía 2015, y tienen la capacidad técnica y económica para gestionar un uso eficiente de la energía, y con ello, reducir sus emisiones e impactos y aumentar su productividad y competitividad.

El objetivo del proyecto de ley, es que estas empresas energo-intensivas identifiquen su potencial y oportunidades de EE, y desarrollen procedimientos para concretarlos a través de Sistemas de Gestión de la Energía, que deberán ser auditados e informados a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. O alternativamente, tener vigente la Norma Chilena 50.001

Las modelaciones del Ministerio de Energía, muestran que medidas de eficiencia equivalentes a la Norma Chilena 50.001, podrían reducir el consumo de energía anual en 15.000 tera calorías, al año 2035. Estimándose ahorros de US$1.200 millones anuales en compra de combustibles y electricidad y una reducción total de emisiones de 210 millones de toneladas de CO2e al año 2035, lo que permitirá a las empresas exhibir estándares de des-carbonización de sus procesos, y a Chile cumplir con sus compromisos internacionales de cambio climático.

Transporte:

El sector transporte representa 1/3 de la demanda energética total del país, del cual 83% corresponde al consumo del transporte caminero, siendo la mitad consumido por vehículos pesados y la otra por vehículos livianos. Chile tiene un parque de 4,5 millones de vehículos livianos, y crece a una tasa aprox. de 300.000 vehículos nuevos cada año. México, China y los países de la OECD han aplicado estándares de consumo de combustible, o estándares de emisiones de CO2 máximas para los vehículos nuevos, pues son las políticas más costo-efectivas para mejorar la eficiencia del parque vehicular. Por esta razón, el proyecto de ley, establece estándares mínimos de eficiencia energética a los vehículos motorizados livianos nuevos que se comercialicen en Chile, estableciendo para estos niveles máximos de emisión de CO2 por kilómetro recorrido al año 2021 y al año 2026 respectivamente.

En Chile, se estima que la aplicación de estándares de emisión o eficiencia (por menor consumo de combustible) generaría ahorros anuales de entre 10.000 y 15.000 tera-calorías al 2035 (lo cual significaría ahorros de entre US$750 – 1.150 millones de dólares). Ello sin cambio en el precio de los vehículos, pues el parque vehicular en Chile, ya cuenta con modelos que cumplen estándares internacionales, o bien se asimilan a los estándares internacionales más bajos.

Vivienda:

Las edificaciones en Chile consumen el 21% de la energía a nivel nacional; y de este, 70% corresponde al consumo de las viviendas. Desde el año 2011, existe el etiquetado energético de viviendas, “Calificación Energética de Viviendas”, el cual es de carácter voluntario y es administrado por MINVU.

La aplicación del etiquetado de eficiencia energética desde 2009, ha sido exitosa, porque ha mejorado la decisión de compra del consumidor, e incentivado a las empresas a vender productos más eficientes. Por ello, el proyecto de ley establece la aplicación de una etiqueta de eficiencia energética para las edificaciones de tipo residencial nuevas para su comercialización.El etiquetado permite transparentar la información sobre la calidad energética de las viviendas, permitiendo al consumidor una mejor decisión de compra, puesto que en promedio, un 65% del gasto de energía en las viviendas se destina a calefacción en las regiones del centro y sur del país.