CHILE SUSTENTABLE PRESENTA ANÁLISIS CRÍTICO DEL PROYETO DE LEY DE TRANSMISIÓN

CHILE SUSTENTABLE PRESENTA ANÁLISIS CRÍTICO DEL PROYETO DE LEY DE TRANSMISIÓN

PDF Minuta sesión 4: CHILE SUSTENTABLE PRESENTA ANÁLISIS CRÍTICO DEL PROYETO DE LEY DE TRANSMISIÓN

En la 74ª Sesión Ordinaria, la Comisión de Minería y Energía continuó con las audiencias públicas del proyecto de Ley de Transmisión. En esta ocasión tuvieron lugar las presentaciones de dos organizaciones no gubernamentales: Chile Sustentable y Climate Parliament.

Por: Ojo con el Parlamento

La sesión comenzó con la presentación de Sara Larraín, directora ejecutiva de Chile Sustentable. De acuerdo a Larraín, el proyecto de ley mantiene el modelo eléctrico vigente, conservando los principios generales y fundamentales de la Ley Eléctrica del año 1982. El proyecto le está dando un nuevo aire a un modelo que no es capaz de seguir expandiéndose por sí solo, dados los serios y crecientes cuestionamientos ciudadanos, así como los inconvenientes para materializar la expansión de la infraestructura. La especialista destacó, además, que se le da continuidad al modelo actual sin tocar su esencia ni realizar las mejores necesarias en ámbitos clave, como son la alta rentabilidad asegurada del sector, como una tarificación que no aplica amortización de la inversión.

El comentario de Chile Sustentable destacó, primero, algunos aspectos positivos del proyecto, señalando que corrige problemas institucionales en la coordinación y despacho de energía en los sistemas eléctricos y amplía las atribuciones del Estado en la planificación de la transmisión. Sin embargo, hay otros elementos preocupantes en el proyecto que apuntan a aumentar el rol del Estado para planificar la transmisión de energía, pero utilizando esta potestad para garantizarle mayores beneficios a los inversionistas privados. En este sentido, se “reduce el riesgo” para la inversión, pero el Estado, y por ende todos los chilenos, siguen excluidos definitivamente de la participación en este segmento del mercado eléctrico. Además, los costos asociados a la planificación y las holguras establecidas en la reforma se cargan a consumidores finales.

Es por esto que el análisis de la institución fue bastante crítico, y se centró en cinco elementos estructurales. En primer lugar, y para resolver conflictos territoriales, se propone una mayor participación del Estado en la etapa inicial de los proyectos de transmisión para facilitar su materialización. Esto, mediante la imposición de una franja de “interés público” por el solo ministerio de la ley, lo que implica, en la práctica, establecer un tercer modelo de concesión territorial con costos públicos y para beneficio de los inversionistas privados eléctricos (siguiendo el modelo de Carretera Eléctrica propuesto por el gobierno de Sebastián Piñera).

En segundo lugar, y a pesar de la mayor participación del Estado, éste es excluido del segmento de la transmisión eléctrica, cerrando las puertas a su participación en la propiedad de los sistemas de transmisión.

Un tercer punto crítico del proyecto es que los costos totales de las holguras establecidas en la planificación recaen en los consumidores, constituyéndose en un subsidio. Son los consumidores los que pagan toda la holgura de las líneas hasta que vayan entrando las demás centrales planificadas.

En cuarto lugar, Larraín se refirió a lo que denominó “extractivismo energético”, y a su imposición por sobre otras opciones de desarrollo local. El proyecto introduce un concepto ambiguo denominado “Polo de Desarrollo” para planificar la extracción de los recursos naturales energéticos de los territorios (especialmente hídricos).
En el proyecto no se definen claramente sus características, requisitos ni limitaciones. Se teme entonces que este instrumento permita viabilizar proyectos que en la situación actual no han podido construirse por el impacto ambiental, social y económico que provocan, y por los múltiples conflictos con las comunidades locales (por ejemplo, HidroAysén).

Finalmente, Larraín concluyó esta parte del análisis señalando que se continua fomentando la transmisión a gran escala, y no otros opciones como la generación distribuida. Este tipo de expansión tiene mayor impacto sobre el territorio y es menos amigable con las opciones de desarrollo local.

En la siguiente parte de su exposición, Larraín se dedicó a un análisis específico del articulado del proyecto, que se puede encontrar en la presentación incluida en esta nota.

Climate Parliament

La segunda parte de la sesión estuvo dedicada a la presentación de Sergio Missana, Director para América Latina de Climate Parliament. Missana explicó que esta organización es una red internacional de legisladores que intenta confrontar el cambio climático a través de la transición a las energías renovables. Es una ONG con sede en Inglaterra, cuyo financiamiento proviene de agencias de cooperación internacional, que busca generar redes transversales con grupos regionales.

Entre las observaciones generales al proyecto de ley, Missana destacó que a nivel de los objetivos están de acuerdo con el proyecto y valoran algunos de los avances en términos de generar más competencia, fomentar las energías renovables no convencionales (ERNC), fomentar la planificación de largo plazo, entre otros. Destacó el rol del coordinador independiente como un avance importante.

Sin embargo, para Missana, los polos de desarrollo también serían complejos, ya que dependerá mucho de cómo serán definidos. Señaló el ejemplo de China y cómo éstos pueden, en la práctica, ser zonas de extracción energética impuestas por el Estado.

Respecto de la remuneración del sistema, señaló que una pregunta a realizarse es si ésta debe ser pagada por los consumidores a las empresas (modelo actual) o si podemos pensar en ciudadanos pagando vía impuestos. Esto hace una diferencia y hay que discutirla.

Finalmente, Missana destacó que la transmisión puede ser pública, dejando la generación en manos de privados. Puso especial énfasis en el potencial que tiene Chile para desarrollar energías limpias como la solar y eólica, y en cómo los precios se ven y verán afectados por los avances tecnológicos y la existencia de subsidios a la generación con fuentes sucias.

Entre las propuestas de Climate Parliament, se encuentran, entre otras: 1) respecto de los polos de desarrollo, enfatizar las ERNC; 2) incluir mención a la transmisión submarina; 3) incluir la interconexión internacional en la planificación, pasando del bilateralismo al multilateralismo; y 4) poner más énfasis en generación distribuida.