AUDIENCIA DE TRABAJADORES DE CODELCO Y VOTACIÓN PARTICULAR PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

AUDIENCIA DE TRABAJADORES DE CODELCO Y VOTACIÓN PARTICULAR PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

Pdf Minuta Sesión 20: AUDIENCIA DE TRABAJADORES DE CODELCO Y VOTACIÓN PARTICULAR PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

En la 47ª Sesión Ordinaria, se inició con la exposición de los Sindicatos de Trabajadores de Codelco, posterior a la audiencia se reinició la votación particular de dicho proyecto. 

Por: Ojo Con El Parlamento

Al inicio de la sesión el Presidente de la comisión, Fernando Meza (PRSD), le entrego la palabra al Presidente de la Federación de Trabajadores de Cobre (FTC), Raimundo Espinoza, quien señaló que como sindicatos respaldaban el proyecto de ley aclarando que presenta algunas debilidades y dificultades, particularmente en las Divisiones Andina y El Teniente, donde se encuentran las mayores reservas de Cobre. Recalcó que, como Federación, siempre han defendido la estabilidad de los trabajadores y el debido cuidado y protección del medio ambiente.

Por su parte Raúl Álvarez, asesor de la FTC, expresó que las exigencias ambientales deben ser compatibles con un desarrollo sostenible económico y social del país. En opinión de la Federación de Trabajadores del Cobre el desarrollo debe ser de carácter integral con visión de largo plazo, orientándose al logro de objetivos compartidos de la sociedad como son: mayor equidad, más y mejores empleos, crecimiento económico, preservación del medio ambiente, transparencia y probidad. El logro de estas metas puede darse de una manera complementaria y virtuosa, o bien pueden rivalizar entre sí haciéndose incompatibles unas con otras.

Respecto a los recursos humanos, también destacó el enorme impacto que pudiera significar no llevar a cabo alguno de estos proyectos. En relación a la importancia y potencial impacto para Codelco, destacó que efectivamente Codelco tiene operaciones y proyectos relevantes en glaciares y en su entorno, así sucede con Andina, El Teniente y en exploraciones. Dependiendo de su contenido final, podría afectar el Plan de Negocios y Desarrollo comprometido con el Estado en la Ley N° 20.790. Tiene implicancias también para los proyectos de expansión o en yacimientos de reposición de los existentes.

A su vez, Juan Olguín, dirigente de la FTC, señaló que en América del Sur existe una superficie englaciada de 28.000 km2, de los cuales el 82% se encuentra en Chile, y de ello, el 88% en la zona austral. El aporte hídrico de los glaciares a la cuenca donde se ubica División Andina es de 1,4 m3/s de los 79 m3/s del caudal medio anual, equivalente al 5% del río Aconcagua. El río Aconcagua se caracteriza por presentar grandes fluctuaciones estacionales que corresponden al derretimiento de la nieve en primavera, y en invierno a las precipitaciones, lo que evidencia su régimen mixto. Indicó que el río Aconcagua escurre a su desembocadura en Concón con un caudal medio estimado en 79 m³/s. Su recorrido total, incluyendo el río Juncal, es de 177 km con rumbo que generalmente va de oriente a poniente. Sus aguas son ocupadas principalmente en: actividades mineras, especialmente cupríferas; riego del valle a lo largo de todo su recorrido; instalaciones industriales e hidroeléctricas; y abastecimiento de agua potable a las principales ciudades de la región y al área intercomunal del Gran Valparaíso.

En el valle del río Aconcagua existen importantes acuíferos, con una utilización más intensiva en la zona media y baja de la cuenca. Sostuvo que el 78% del consumo de agua corresponde a grandes agricultores y el 4% a Codelco Andina, sin embargo, comparando el impacto en el PIB regional es de 3,3% y 17% respectivamente. Andina recircula actualmente el 49% del agua total que utiliza en el año.

A juicio del dirigente, los impactos en Operación Andina de una ley que prohíba en forma inmediata la intervención de glaciares de roca, serían: detención inmediata de las operaciones de rajo; disminución del nivel de tratamiento actual de 88 ktpd a 35 ktpd (obliga a cierre inmediato); disminución de la producción de cobre de 230 ktmf/año a 80 ktmf/año; disminución de excedentes del orden de 750 MUS$ en el quinquenio (2015-2019); menor VAN de 7.500 MUS$ (no se materializa valor PND).

Destacó que desde la Nacionalización a la fecha, División Andina ha aportado al erario nacional cerca de 18.000 MUS$. En caso de una prohibición posterior a la actual RCA: se acortará la vida útil de la División hasta el año 2031, en que las producciones caerán paulatinamente a partir de los próximos años; se dejarán de explotar 1.200 Mton de reservas de mineral de la mina rajo, en uno de los yacimientos de mayor tamaño de Codelco.

Con respecto a los puntos críticos del proyecto, Raúl Álvarez, asesor de la FTC, agregó que se destacan los siguientes:

1.- Toda actividad de exploración en o en el entorno de un glaciar deberá ingresar al SEIA aunque no tengan impactos ambientales significativos. Esto impone una carga relevante al desarrollo de la actividad (tiempo, recursos), sin un claro beneficio ambiental equivalente.

2.- Prohibición para desarrollar cualquier obra, programa o actividad con fines comerciales, que se desarrolle en o en el entorno de un glaciar ubicado en un parque nacional. Falta precisión respecto limitar la prohibición sólo a actividades que puedan impactar el glaciar, pues, se podría afectar importantes actividades turísticas que hoy se desarrollan en parques nacionales, como, por ejemplo Laguna San Rafael o Parque Torres del Paine.

3.- Se requiere establecer criterios y requisitos objetivos para la declaración de reserva estratégica y ella debe obedecer a una comprobada relevancia hídrica del glaciar.

4.- Por último, les parece particularmente complejo, la revisión de Resoluciones de Calificación Ambiental anteriores a esta ley, incorpora un elemento de incerteza a los proyectos ya evaluados. Tampoco se contempla un objetivo claro para esta revisión.

En conclusión, hizo constar que a la Federación de Trabajadores del Cobre le parece extraordinariamente preocupante que se legisle estableciendo prohibiciones generales o con ausencia de procedimientos precisos y claros, que no considera adecuadamente los impactos presentes y futuros en una actividad estratégica para el país, como lo es la minería cuprífera con sus subproductos.

Consideran que es necesario legislar sobre el tema y creen que el país debe contar con una ley cuyo objeto sea la protección y preservación de glaciares, lo que es clave para asegurar la sustentabilidad. No obstante, estiman que esta legislación debe permitir el desarrollo estratégico de Codelco y la expansión de Andina y El Teniente y posibilitar exploraciones, que constituyen los activos mineros más importantes del patrimonio nacional invertido en la Corporación Nacional del Cobre de Chile.

Por último, señaló que la actividad de la División Andina es muy significativa para la comuna de los Andes, ya que sólo en materia de empleo hay 1.664 trabajadores propios y 5.183 trabajadores contratistas más el impacto en sus grupos familiares.

Discusión Parlamentaria

El diputado Leopoldo Pérez (RN), solicitó se aclarara si la Operación Andina 244 afectará glaciares activos de la Región de Valparaíso y Región Metropolitana, como la cuenca del río Olivares, según se ha señalado previamente en la Comisión.

El diputado Daniel Melo (PS), valoró la voluntad de la Federación de elevar los estándares ambientales e interrogó respecto a qué debiera realizar Codelco para mitigar o evitar afectar los glaciares. Sostuvo que cuando se realizó la presentación de Codelco uno de sus ejecutivas señaló abiertamente que el botadero se realizaba sobre los glaciares de roca. Inquirió respecto a la existencia de mejores tecnologías para evitar dicha realidad.

La diputada Cristina Girardi (PPD), manifestó que no debe preocupar la obligación de que cualquier actividad productiva o de exploración, en el caso de actividad cuprífera, sea sometida al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, ya que esa obligación rige para cualquier actividad en el país que tenga impacto ambiental. Asimismo, señaló que es necesario aclarar lo relacionado con reservas estratégicas, pues hay que evaluar los glaciares no solo en relación a la cantidad de agua sino que considerar su comportamiento en el tiempo, como componente para alimentar a los ríos por muchos años. La idea de reserva de agua dulce hace alusión al hecho de asegurar el agua por muchos años.

La diputada Camila Vallejo (PC), preguntó sobre la valoración de los glaciares de roca, puesto que tiene la impresión que se estarían considerando de menor importancia que los glaciares blancos. Expresó que es necesario relevar el rol ecosistémico de los glaciares de roca, pues, pueden tener eventualmente un menor porcentaje de aporte hídrico son más estables en el tiempo, más seguros en un contexto de sequías y cambio climático. Por último, enfatizó el rol de Codelco, como empresa del Estado, la cual debe mantener un alto estándar, ser referente en términos de inversión y de innovación tecnológica para responder a los intereses sociales; a una mirada al desarrollo estratégico sustentable.

El diputado Christian Urízar (PS), expresó que es necesario tener en consideración los beneficios que al país entregan la empresa pública y la empresa privada. Respecto al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental señaló que es necesario distinguir entre los impactos de un proceso productivo propiamente tal con un sondaje o análisis de un proyecto futuro.

El diputado David Sandoval (UDI), preguntó los impactos que genera esta actividad del punto de vista del social, del trabajo y económico. Consideró que el proyecto no se debe transformar en una camisa de fuerza e impedir el desarrollo que tanto necesita el país, lo que no significa tampoco que se pueda permitir a cualquier costo.

Juan Olguín, dirigente FTC, declaró que los glaciares blancos no son afectados directamente por la faena minera. Insistió asimismo, en que el principal consumo del agua del río Aconcagua, se efectúa por la agricultura. En último término, recalcó que están trabajando en tecnologías para que depósitos de lastre no impacten los glaciares de roca.

Raúl Álvarez, asesor FTC, puntualizó que la actividad de exploración no daña el medio ambiente y al someterla al SEIA ralentizaría la actividad. Respecto del concepto de reserva estratégica, señaló que habría que analizar cuál es su impacto real. Actualmente, ya se están impactando cinco glaciares en División Andina. Codelco tiene que hacer un desarrollo sustentable, pero no se puede dejar las principales reservas de cobre del mundo sin explotar.

El diputado Patricio Vallespín (DC), analizó la necesidad de encontrar un punto de encuentro en la discusión. Expresó que es necesario hacernos cargos de los pasivos ambientales, principalmente de la minería y hay que resguardar los glaciares.

La diputada Andrea Molina (UDI), compartió la importancia de encontrar equilibrios entre la actividad productiva y el resguardo del medioambiente.

Finalizada la audiencia de los Sindicatos de Codelco, la comisión reanudo la votación en particular del proyecto de ley de glaciares el que se inició con la discusión del objeto de la ley del artículo 1°, dado que de la sesión anterior quedo pendiente la votación para intercalar entre la expresión “dulce” y la conjunción “y” la frase “cumplen funciones ecosistémicas”, como también la indicación 7 que busca reemplazar la frase “y proveen servicios ecosistémicos” por “y cumplen funciones ecosistémicas”.

La indicación 6 que buscaba sumar la expresión “funciones ecosistémicas” fue aprobada por seis votos a favor (6 de 11), de los diputados Girardi, Molina y Vallejo, Melo, Rathgeb y Urízar; y cinco votos en contra (5 de 11), de los diputados Chávez, Morales, Pérez, Sandoval y Vallespín.

La indicación 7 que buscaba reemplazar “servicios ecosistémicos” por “funciones ecosistémicas” fue rechazada por la unanimidad de los diputados presentes.

Finalizada la votación del artículo 1° se dio paso a la votación del artículo 2°, que se refiere a las definiciones del proyecto de ley.

Se dio lectura a la indicación 8 que buscaba definir “Monumento Natural”, la que fue rechazada por seis votos en contra (6 de11) de los diputados Molina, Chávez, Morales, Pérez, Sandoval, Vallespín; tres votos a favor (3 de 11) de los diputados Girardi, Vallejo y Melo; y dos abstenciones (2 de 11), de los diputados Rathgeb y Urízar.

Posteriormente se comenzó a discutir la Letra a) que define glaciar del siguiente modo: “Se define al glaciar como toda masa de agua terrestre en estado sólido que fluye por deformación de su estructura interna y por el deslizamiento de su base, encerrado por los elementos topográficos que lo rodean, formando parte de diferentes ecosistemas, cualquiera sea su forma, ubicación, dimensión y estado de conservación.

Son partes constituyentes de un glaciar, su material detrítico; el agua líquida, tanto superficial como interna y basal; su parte flotante, siempre que se encuentre unida a su masa, la que se considerará como agua terrestre. Aquellas masas de agua en estado sólido que, flotando y separadas del glaciar, por efectos climáticos circunstanciales puedan adherirse a éste, se considerarán parte integrante del mismo;

A la definición anterior se le formularon las siguientes indicaciones:

  1. De las diputadas Cicardini, Fernández, Girardi, Pacheco, Pascal, Provoste y Vallejo; y de los diputados Boric, Jackson, Lemus, Melo, Meza, Mirosevic, Poblete, Rathgeb, Robles, Soto y Urízar, al párrafo segundo de la letra a), para: a) reemplazar la frase “Son partes constituyentes de un glaciar,” por “Se considerará parte constituyente del glaciar, su suelo y subsuelo,”

Ante la indicación el Director de la DGA, Carlos Estévez, consideró que ambos conceptos “suelo y subsuelo” estarían comprendidos en la definición de la indicación sustitutiva. Además señaló que incorporar ambos conceptos no permitiría precisar mayormente los elementos constituyentes del glaciar, puesto que no hay definición normativa de ellos.

Por su parte el diputado Daniel Melo (PS), se mostró a favor de la indicación, expresando que el glaciar es un todo complejo del punto de vista de su volumen. Pueden haber distintas definiciones, pero entendiendo que el glaciar no solo está en superficie, sino que en algunos casos, perfectamente, puede estar en subsuelo, de forma criogenizada.

El diputado Marcelo Chávez (DC), precisó que en la normativa internacional, como la de Panel Intergubernamental de Cambio Climático, la  definición de glaciar no contempla la mención de “suelo y subsuelo”. Preguntó si existen otros documentos que consideren estos conceptos con sus respectivas definiciones.

La diputada Cristina Girardi (PPD), consideró que es relevante incorporar estos conceptos en complemento a la definición del Ejecutivo con el fin de asegurar que el glaciar sea comprendido en su totalidad.

El diputado Patricio Vallespín (DC), apuntó que la definición de la Convención de Cambio Climático no incorpora los conceptos de “suelo y subsuelo” explícitamente. Agregarlos, por tanto, pudiera inducir a error.

La diputada Camila Vallejo (PC), sostuvo que es importante este punto, pues al alterar el subsuelo se puede afectar el glaciar.

Finalmente la indicación fue rechazada por seis votos en contra (6 de11) de los diputados Molina Chávez, Morales, Pérez, Sandoval, Vallespín; cuatro votos a favor (4 de 11) de los diputados Girardi, Vallejo, Melo y Urízar; y una abstención (1 de 11) por parte del diputado Rathgeb.

Asistieron a la Comisión: Cristina Girardi (PPD), Andrea Molina (UDI), Camila Vallejo (PC), Marcelo Chávez (DC), Daniel Melo (PS), Celso Morales (UDI), Leopoldo Pérez (RN), Jorge Rathgeb (RN), David Sandoval (UDI), Christian Urízar (PS) y Patricio Vallespín (DC).