CONSEJO MINERO Y CODELCO EXPONEN SOBRE INDICACIÓN DE EJECUTIVO AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

CONSEJO MINERO Y CODELCO EXPONEN SOBRE INDICACIÓN DE EJECUTIVO AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

Pdf Minuta sesión 16: CONSEJO MINERO Y CODELCO EXPONEN SOBRE INDICACIÓN DE EJECUTIVO AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

En la 42ª Sesión Ordinaria, expusieron ante la Comisión de Medio Ambiente el Consejo Minero y Codelco, quienes manifestaron sus reparos al proyecto de ley de glaciares.  

Por: Ojo Con El Parlamento

Al inicio de la sesión el Presidente de la Comisión, Fernando Meza, le cedió la palabra a Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, quien manifestó que actualmente un alto porcentaje de los glaciares se encuentra en zonas protegidas y que en este contexto es necesario buscar el justo equilibrio entre la protección de activos medioambientales, como son los glaciares, y el desarrollo económico del país.

A su vez insistió que la sustentabilidad implica este necesario equilibrio, indicando que el SEIA es quien vela por ello. A su juicio, una protección general, que no distinga las situaciones concretas como se pretende en esta ley, no es la mejor forma de proteger estos activos. Adicionalmente, señaló que ciertas obligaciones retroactivas contenidas en la ley serían de muy difícil cumplimiento.

También indicó que en aquellas zonas donde existen glaciares y donde hay exploración y explotación minera, destacando que se en muchos casos se trata de las mismas zonas geográficas, lo cual refuerza la necesidad de equilibrar protección y desarrollo económico.

En cuanto al derecho comparado, recalcó que normas de protección absoluta y a priori no existen en casi ningún país, salvo en Argentina y Kirguistán, con muy dudosa efectividad. Luego expuso los múltiples avances normativos en cuanto a protección de glaciares en nuestro país, destacando la institucionalidad al interior de la DGA y el marco normativo del SEA.

Sobre el proyecto en discusión, recordó que el Consejo Minero ya había comentado la inconveniencia de establecer una prohibición absoluta de cualquier acción que afecte un glaciar y cualquier tipo de glaciar.

Asimismo, plantearon el grave problema de sus disposiciones retroactivas. En este contexto, propusieron medidas de mitigación contra el cambio climático, que es el principal factor que amenaza los glaciares. También se propusieron cambios en la legislación de medio ambiente, ciertos cambios al Código de Aguas y analizar también el proyecto sobre Biodiversidad y Áreas Protegidas.

Posteriormente, se presentó una indicación sustitutiva a la reforma del Código de Aguas, se avanzó en la tramitación del proyecto de Biodiversidad y se presentó la indicación sustitutiva respecto del proyecto de glaciares. Sobre esta última, señaló que:

  1. a) Consideran preocupante la declaración a priori de los glaciares como reserva de agua dulce y proveedores de servicios ecosistémicos, ya que a su juicio lo lógico sería decir que potencialmente tienen ese valor, para que posteriormente se analice caso a caso;
  2. b) Si bien indicó que se avanza en una definición de glaciar más cercana al estándar internacional, advirtió que las definiciones complementarias pueden confundir;
  3. c) Criticó también que se incluyan dentro de la protección a priori los glaciares rocosos, glaciaretes y entorno del glaciar, lo que no siempre se justifica, pues consideran que el aporte hídrico de los glaciares rocosos es casi inexistente y algo parecido puede suceder con los glaciaretes. Asimismo, indicó que no comparte la protección a priori del entorno, ya que si bien puede ser necesario tomar resguardos en algunos casos, eso no significa que el entorno en sí mismo sea valioso;
  4. d) Señaló que entienden la prohibición absoluta de actividades “comerciales” en glaciares dentro de una reserva de región virgen o de un parque nacional, pero que no debe olvidarse que la regulación de las áreas protegidas se está discutiendo en el proyecto de ley de biodiversidad;
  5. e) También indicó que entienden que per-se se prohíban ciertas actividades que afecten glaciares declarados Reserva Estratégica, aunque insistió en que el SEIA es suficiente para estos efectos;
  6. f) Coinciden en la obligación de ingresar al SEIA para las actividades que puedan afectar glaciares (no incluidas en los casos anteriores), pero advirtió que están en desacuerdo con que sólo deba ser vía Estudio (EIA), en particular por las trabas a la exploración minera;
  7. g) en cuanto a los aspectos positivos, indico que están de acuerdo con crear una autorización para actividades de bajo impacto, formalizar por ley el Registro de Glaciares y que se expliciten las sanciones y multas, pero advirtió que todo quedará en manos de la DGA, que ya está sobrecargada y planteó la duda respecto de si este organismo tendrá los recursos suficientes para asumir  estas responsabilidades;
  8. h) Indicó que no ven el sentido de crear un nuevo permiso ambiental para las actividades que se sometan al SEIA, ya que será un permiso que abarca prácticamente lo mismo que la evaluación ambiental que a la DGA le corresponde hacer dentro del SEIA.
  9. i) Tampoco comparten la disposición transitoria que permite revisar las RCA vigentes, ya que por una parte, parece ser una revisión ad hoc para el caso de glaciares que se contradice con el principio de irretroactividad de las leyes, y por otra, la norma termina diciendo que esta revisión es “conforme al artículo 25 quinquies de la ley N° 19.300”, en cuyo caso no se requiere una nueva norma.

Por ultimo Joaquín Villarino, manifestó que en último tiempo se ha desarrollado en Chile un conjunto importante de regulaciones para la protección de glaciares, por lo tanto no consideran que el camino a seguir en esta materia sean las prohibiciones absolutas. Recalcó que la valoración de cada glaciar depende de múltiples factores, que deben evaluarse caso a caso y que debería ser el SEIA el instrumento básico para la protección de los glaciares, así como para el resto de los activos ambientales.

Finalizada la presentación del Consejo Minero, se dio paso a la presentación de la cuprífera Codelco. La presentación estuvo a cargo de María Francisca Domínguez, Directora de Asuntos Regulatorios de Codelco, quien contextualizó señalando que comparten la necesidad de legislar sobre este tema, el establecer una autoridad competente, explicitar las actividades permitidas y aquellas prohibidas, etc.

Comenzó su análisis reconociendo que hay exploraciones y zonas de explotación de Codelco en áreas de glaciares, indicando que Codelco está sumamente interesado en este proyecto, ya que  eventualmente puede verse afectado el Plan de Negocios y Desarrollo comprometido con el Estado, así como proyectos de expansión y/o yacimientos de reposición de los existentes.

Explicó que el proyecto con las indicaciones del Ejecutivo, impone importantes desafíos para Codelco, en particular la necesidad de desarrollar nuevas y reforzadas líneas de base, lo cual implicará mayores costos y tiempo asociados al diseño y evaluación de los proyectos, dada la creciente exigencia de estándares ambientales.

Manifestó que a juicio de Codelco la indicación sustitutiva constituye un avance significativo en la discusión de este proyecto, destacando. (i) que se establezca una autoridad responsable y mecanismos de implementación de la ley; (ii) el establecimiento de diversos grados de protección, atendiendo el glaciar específico de que se trate y su ubicación; y (iii) la búsqueda de un adecuado balance entre protección ambiental y desarrollo económico.

No obstante, también indicó que existen algunas preocupaciones derivadas de la indicación, en particular, que:

  1. a) No establece un tiempo mínimo de permanencia que permita distinguir un glaciar de otras formas de agua en estado sólido. Esto incorpora un factor de incerteza que dificulta el desarrollo de actividades productivas. A juicio de Codelco, se debería establecer un plazo mínimo de permanencia de al menos 10 años.
  2. b) Consideran que no es claro el supuesto que se pretende regular con las masas de agua en estado sólido que, flotando y separadas del glaciar, por efectos climáticos circunstanciales puedan adherirse a éste. Sobre este punto, planteó que surgen las siguientes interrogantes: ¿a qué efectos climáticos se refiere? ¿Qué circunstancias lo hacen procedente? ¿La adhesión deberá ser permanente o basta que sea temporal? ¿Cómo y quién determina que se den todos estos requisitos?
  3. c) Respecto de las exploraciones, les preocupa que toda actividad de exploración en o en el entorno de un glaciar deberá ingresar al SEIA, con independencia que las actividades de exploración no tengan impactos ambientales significativos. Esto impondría una carga relevante al desarrollo de la actividad sin un claro beneficio ambiental equivalente y puede afectar a la actividad minera de manera transversal (gran, mediana y pequeña minería). Explicó que las exploraciones corresponden a lo que se conoce como “capital de riesgo” y si a ese riesgo implícito se le suman los demás costos, será difícil que estas se lleven a cabo. Añadió que al no limitarse a los glaciares incluidos en el catastro de la DGA, el real alcance e impacto de esta  disposición es todavía incierto.
  4. d) Sobre la prohibición para desarrollar cualquier obra, programa o actividad con fines comerciales, que se desarrolle en o en el entorno de un glaciar ubicado en un parque nacional, advirtió que no se limita esta prohibición sólo a actividades que puedan impactar el glaciar. Afectaría a cualquier obra, programa o actividad, por ejemplo: actividades náuticas en fiordos, lagunas o lagos de parques nacionales que tengan un glaciar a menos de 500 m. Esto podría afectar importantes actividades turísticas que actualmente se desarrollan en parques nacionales.
  5. e) Indicó también que se requiere establecer criterios y requisitos objetivos para la declaración de reserva estratégica de un glaciar, estableciéndose un procedimiento claro para declarar esta reserva y obedeciendo a la comprobada relevancia hídrica de un glaciar.
  6. f) Por último, sobre la revisión de las RCA vigentes, indicó que incorpora un elemento de incerteza a los proyectos, al establecer nuevos requerimientos a los ya evaluados. Criticó que no se establezca un objetivo claro para esta revisión: ¿A qué se refiere con las medidas que correspondan? ¿Detener las operaciones?

Discusión Parlamentaria

El diputado Daniel Melo (PS), consultó sobre la exposición de la industria, comentando que se había hablado de un equilibrio, pero cómo puede lograrse dicho equilibrio si hasta el día de hoy, la industria ha sido sistemática en la destrucción de glaciares. Consultó a los expositores sobre qué mejoras en el sistema ambiental estarían dispuestos a apoyar. Por último, consultó la opinión del Consejo Minero respecto de la figura de reserva estratégica glaciar.

El diputado Christian Urízar (PS), cuestionó que se afirme categóricamente que los glaciares de roca y el ambiente periglaciar no aporte al sistema hídrico de algunas localidades que están gravemente afectadas por la sequía. En cuanto a las disposiciones retroactivas, señaló que los proyectos mineros se extienden por muchos años, por lo que es importante que esta ley rija también dichos proyectos para los años que aún tienen los proyectos por delante.

El diputado Leopoldo Pérez (RN), consultó respecto a las tecnologías existentes de exploración que no afecten glaciares y sus eventuales costos. En cuanto a las prohibiciones caso a caso, indicó que si bien parece razonable establecerlo de ese modo, es necesario preguntarse si es realmente viable dada la institucionalidad ambiental existente.

La diputada Cristina Girardi (PPD), por su parte, recalcó que esta ley busca proteger un activo que se ha determinado como valioso, y en ese contexto no son extrañas las prohibiciones absolutas, así se estableció por ejemplo respecto de la explotación del alerce. En cuanto a la calidad de reserva estratégica, señaló que parte de los mocionantes busca que la lógica sea inversa, es decir, que todo glaciar se considere reserva estratégica salvo que se pruebe lo contrario. Consultó además cómo considera Codelco que pueda compensarse o mitigarse la destrucción de un glaciar.

La diputada Camila Vallejo (PC), señaló que el modelo de desarrollo del país no puede seguir estando basado en la explotación de materias primas. A su juicio, la lógica tras esta matriz productiva es muy inestable. Respecto a la indicación sustitutiva, señaló que si bien protege cierto número de glaciares, no protege aquellos ubicados en la zona central y norte de país, que es donde existe mayor necesidad de los mismos. En este sentido, consultó porqué se cuestionó la calidad de recurso estratégico de los glaciares y cuál sería la “explotación razonable” de un glaciar. Coincidió en que la lógica debería ser la inversa y considerar a priori todo glaciar como recurso estratégico y debiendo probarse lo contrario si corresponde.

Por último, el diputado Patricio Vallespín (DC), aclaró que la posición de la Comisión es establecer una protección per-se de los glaciares, lo cual no resulta compatible con la protección de glaciares caso a caso, dado que hasta el día de hoy ese sistema no ha dado resultado. En este sentido, consultó a la industria qué opciones aceptarían, descartando la protección caso a caso.

Por motivos de tiempo, se acordó levantar la sesión y continuar con el debate durante la siguiente sesión en la cual se escucharan las respuestas de la industria elaboradas por lo diputados.

Asistieron a la comisión: Fernando Meza (PRSD), Cristina Girardi (PPD), Camila Vallejo (PC) Marcelo Chávez (DC), Daniel Melo(PS), Celso Morales (UDI), Leopoldo Pérez (RN), Jorge Rathgeb (RN), David Sandoval (UDI), Christian Urízar (PS) y Patricio Vallespín (DC)