VALENTINA DURAN ABOGADA DE GESCAM Y REPRESENTANTES DEL CONSEJO GEOTÉRMICO, EXPONEN SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

VALENTINA DURAN ABOGADA DE GESCAM Y REPRESENTANTES DEL CONSEJO GEOTÉRMICO, EXPONEN SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

Pdf Minuta Sesión 8: VALENTINA DURAN ABOGADA DE GESCAM Y REPRESENTANTES DEL CONSEJO GEOTÉRMICO, EXPONEN SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

En la 17ª Sesión especial, Valentina Duran, representante de Gescam y José Manuel Soffia y Rüdigen Tremkle del Consejo Geotérmico, realizaron presentaciones desde el punto de vista legal y de la geotermia en relación al Proyecto de Ley  de Glaciares.

Al comienzo de la sesión el diputado Daniel Melo (PS)Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, le entrego la palabra a la abogada de derecho ambiental Valentina Duran, representante de Gescam quien abordó desde el punto de vista legal su opinión sobre el proyecto de ley de glaciares.

La abogada expresó que ya hace unos años se ha estado avanzando sobre el tema de los glaciares en términos legales, pero independiente de ello manifestó estar de acuerdo con una ley especial que los proteja, esto porque se han ido reduciendo, lo que ha conllevado al aumento del nivel del mar, inestabilidad de los taludes, etc.

Por otra parte recalcó los servicios que prestan los glaciares, entre ellos los de valor paisajístico, fuente de recarga en periodo de sequías, por el hecho de encontrarse en la cabecera de cuenca y por lo tanto se benefician ríos y acuíferos de sus aguas. A su vez indicó que como se encuentran afectados por el Cambio Climático, es preciso considerarlos como una reserva.

En cuanto expresó que una de las actividades antrópicas que más los ha afectado es la minería, tanto en la etapa de exploración y explotación. También manifestó su preocupación por la poca información científica de la que se dispone y como los glaciares impactan en las cuencas.

En relación a una legislación para proteger glaciares indicó que le parece positivo, pero matizó que esta debía tener gradualismo con respecto a la información disponible que se tiene sobre los glaciares. Sobre las definiciones la abogada planteó que estas eran muy amplias y que se debía establecer una jerarquía de glaciares, tanto por su tamaño, usos, materia, ya que sin esos elementos es una legislación a ciegas.

Le pareció positivo que se considere a los glaciares como bien nacional de uso público. En tanto a las actividades prohibidas señaladas en el proyecto de ley, manifestó que se debía matizar, esto porque la minería sería una de las principales afectadas, indicando que desde sus conocimientos se puede establecer una compatibilidad al exigir a los proyectos mineros que deben tener un bajo impacto en ellos.

En cuanto a las excepciones indicó que le parecía razonable, pero destacando que no quedaba claro las autoridades competentes en el texto del proyecto de ley. También señaló que existe una ambigüedad entre si es impacto o daño, su recomendación fue que se hablara de daño, ya que eso tiene medidas y acciones de reparación.

Por otra parte se refirió a las actividades ya existentes que deberán informar, manifestó que deben hallar los mecanismos para adaptarse, como también le parecía positivo que se monitoree el recurso hídrico y su disposición. También señaló que una política de glaciares debe coordinarse con las políticas de agua y ordenamiento territorial, ya que se debe conocer el territorio para saber qué es lo que se está protegiendo.

Por último indicó que el Estado es quien debe velar por el bien común, por lo tanto se debe trabajar en un modelo de minería sustentable que incorpore a los pueblos indígenas y comunidades, como también la sincerar de los costos y en el caso de sacrificar un glaciar tener el costo que representa aquella decisión.

Finalizada la exposición de la abogada Valentina Duran, se dio paso a la exposición de la José Manuel Soffia y Rüdigen Tremkle representantes del Consejo de Geotermia, quienes dieron su punto de vista en relación al proyecto de ley de glaciares.

José Manuel Soffia, al inicio de su presentación indicó que el Consejo Geotérmico es una asociación gremial integrada por las principales empresas desarrolladoras de geotermia en Chile y que dentro de su propósito se encuentra el incorporar energía limpia, confiable, autóctona, sustentable e inclusiva a la matriz energética nacional, promover su conocimiento, difusión y la creación de las condiciones regulatorias necesarias para hacer de la geotermia una realidad en el país.

En cuanto a la composición del Consejo Geotérmico, expresó que son 7 compañías y que corresponden a Enel Green Power, Energía Andina, Energy, Magma, Mighty River Power, Ormat, Transmark Renewables, señalando que estas se encuentran en etapa de exploración y con una inversión de 300 millones de dólares.

En relación al proyecto de ley, Soffia recalcó que como Consejo Geotérmico se encuentran a favor de la protección de los Glaciares. Pero dentro de un ámbito de convivencia razonable con proyectos que no los afecten. Por otra parte destacó el hecho de que la Geotermia no genera o generará afectación a los Glaciares, a pesar de que en Chile se realizan las actividades de exploración y explotación geotérmica en ambientes cordilleranos, éstas NO se emplazan sobre los glaciares.

También indicó que la actual regulación en el SEIA es perfectamente útil en proteger los Glaciares en el ámbito de la geotermia. Esto queda demostrado que luego de ingresar un proyecto geotérmico al sistema de evaluación (Central Tolhuaca por ejemplo) y de haber hecho numerosos estudios. Por último que una Ley de Glaciares deberá poner el énfasis en proteger los Glaciares en sí mismos, no se debería prohibir a priori las zonas aledañas a ellos (periglaciares y permafrost).

A su vez Soffia, presentó a la Comisión el hecho de que los glaciares actualmente están abordados en los siguientes cuerpos legales:

–       Ley 19.300, Art. 11 d) Exige la elaboración de un EIA cuando las actividades que ingresan al sistema pudieran afectar a glaciares. Cuando las actividades no ameritan ingresar al SEIA, por su impacto y tipo de actividad, estas igual son reguladas por los servicios sectoriales (DGA, MOP, etc.).

–      El Nuevo Reglamento SEIA, Art. 3 a) Considera como actividades susceptibles de causar impacto ambiental, que deben someterse al SEIA, aquellas: Que alteran significativamente, cuerpos o cursos naturales de aguas, incluyendo a los glaciares.

Concluyendo que en la ley ambiental y su reglamento de octubre de 2012, los glaciares ya  están debidamente resguardados, aunque una nueva ley especial podría mejorar el poner el énfasis/prohibiciones en los cuerpos de hielo principalmente.

En cuanto a las observaciones al proyecto de ley indicaron las siguientes:

–       Que el proyecto de Ley en cuestión no permitiría la realización de proyectos de geotermia. Incluir dentro del objeto de prohibición a los ambientes/zonas Periglaciares, haría imposible realizar proyectos ya que gran parte de la cordillera es considerada un ambiente/zona Periglaciar.

–       Amplitud de las Definiciones.

–       La retroactividad propuesta: afectaría derechos ya adquiridos y que probadamente han demostrado la no afectación a los Glaciares.

–       Señalo que la creación de un Nuevo Bien Nacional de Uso Público (art. 4), afectaría el derecho de propiedad de los dueños de los predios superficiales, quienes hasta hoy son dueños por accesión de los glaciares. A su vez el proyecto no consagra ningún derecho de uso sobre los glaciares, cómo sí existe en el resto de la legislación para otros bienes nacionales de uso público (concesiones acuícolas, concesiones marítimas, derecho real de aprovechamiento de aguas, etc). concluyendo que este nuevo régimen reporta una suerte de expropiación indirecta para el dueño del predio.

–       En relación a las Prohibiciones que establece el artículo 6º del proyecto indicó que habría imprecisión al hablar de “cualquier volumen” y que a su vez se generaría una contradicción entre este proyecto y la Ley 19.300 y su reglamento.

–      En cuanto a las normas transitorias y retroactividad, manifestó que no les parecía aconsejable la retroactividad, ya que afecta el derecho de propiedad y a su vez se desconoce el mérito de acto administrativos, que fueron dictados por la autoridad, donde el interesado debió cumplir con altas exigencias que son desconocidas a posteriori.

Por último el Consejo Geotérmico concluyó que el marco regulatorio y legislación actual en el ámbito del SEIA permiten una protección de los glaciares en cuanto a evaluar los impactos que ciertas actividades puedan tener sobre ellos y definir las medidas de mitigación, por otra parte señaló que las actividades de exploración geotérmica, en general son muy poco invasivas, y que estas no ingresan al SEIA por el solo hecho de estar cerca de áreas protegidas (bofedales, glaciares), a menos que las actividades en sí se realicen sobre dichas áreas y que exista una razonable evidencia de su afectación. La mera cercanía no es causal y no lo debería ser ya que no hay afectación. A su vez indicó que los proyectos de explotación geotérmicos deben ingresar al SEIA, aunque por la experiencia recabada en proyectos cercanos a glaciares , la actividad geotérmica productiva no produce efectos sobre estos.

Una ley de glaciares no debiera afectar derechos adquiridos. La realización de proyectos es posible en la medida que se estudie caso a caso en el marco legislativo actual, pero si se desea prohibir las actividades sobre los Glaciares o aquellas que los pongan en directa amenaza de destrucción, entonces debiera precisarse en ello y no en las áreas de influencia donde podrían existir actividades que no los afecten como las zonas periglaciares y permafrost.

Discusión parlamentaria

El diputado Marcelo Chávez (DC), preguntó a Valentina Duran, sobre si lo planteado por el profesor Dougnac en relación a que los glaciares presentados por este como agua sólida, igual estarían dentro de la categoría de bien nacional de uso público, por lo tanto el SEA estaría yendo más allá de las atribuciones que le corresponden.

Valentina Duran, manifestó que es posible interpretarlo de ese modo, pero que desde su visión creía que en el estado actual de la norma no es suficiente el argumento señalado por el profesor Dougnac.

El diputado Marcelo Chávez (DC), solicitó a Valentina Duran que se refiriera a cuál es el argumento o fundamentación legal para intervenir un glaciar.

Valentina Duran, indicó que al impactar el glaciar no se está otorgando un permiso para una concesión, ni tampoco un derecho de agua, por lo tanto eso es insuficiente, ya que no es el recurso glaciar el que se quiere utilizar.

El diputado Jorge Ratgheb (RN), expresó que si es posible tener una legislación sobre glaciares y prohibir algunas actividades, haciendo la salvedad en relación a la ley de bosque nativo que no se pueden explotar, esto en relación a la exposición realizada por el Consejo Geotérmico.

El diputado Roberto León (DC), manifestó que el hecho que hoy en día se estén reduciendo los glaciares justifica el proyecto de ley, indicando que el problema que se tiene en relación al medio ambiente es que la ley de base 19.300 fue muy negociada, por lo tanto manifestó su desacuerdo en relación a lo que han planteado algunas organizaciones, sobre a que está todo hecho, porque no es así.

El diputado Patricio Vallespín (DC), señaló que es necesario legislar sobre la protección de glaciares y por lo tanto se debe tener una definición que los proteja a nivel jurídico. Con respecto a lo expuesto por el Consejo Geotérmico, indicó que una ley especial es para reforzar el SEIA, ya que se requiere fortalecer y reforzar el SEA.

Finalmente Valentina Duran, expresó en relación a lo preguntado por el diputado Vallespín que la definición a nivel jurídico debería ser alrededor de los servicios que entregan los glaciares y que es lo que se quiere proteger.

Asistieron a la Comisión: Marcelo Chávez (DC), Jorge Rathgeb (RN), Leopoldo Pérez (RN), Patricio Vallespín (DC), Roberto León (DC), Celso Morales (RN).