CONSEJO MINERO, CODELCO Y SONAMI, PRESENTAN SU OPINIÓN EN RELACIÓN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

CONSEJO MINERO, CODELCO Y SONAMI, PRESENTAN SU OPINIÓN EN RELACIÓN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

Pdf Minuta Sesión 7: CONSEJO MINERO, CODELCO Y SONAMI, PRESENTAN SU OPINIÓN EN RELACIÓN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

En la 16ª Sesión Ordinaria, presentaron su posición con respecto al proyecto de ley de glaciares Carlos Urenda, Gerente General del Consejo Minero, Rene Aguilar, Vicepresidente de Recursos Corporativos de Codelco y Alberto Salas, Presidente de Sonami, quienes se explayaron sobre el contenido del proyecto. 

Al principio de la sesión el diputado Daniel Melo (PS)Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, le cedió la palabra al Gerente General del Consejo Minero, Carlos Urenda.

Carlos Urenda, señaló que debe existir un equilibrio entre protección y desarrollo económico, mencionando que la sustentabilidad implica un equilibrio entre la adecuada protección de los glaciares y el necesario desarrollo económico, no obstante lo anterior planteó que como Consejo Minero creen que son objetivos compatibles.

En cuanto al equilibrio indicó que esto debe buscarse también respecto de los demás activos ambientales que posee el país, a base de las mismas reglas generales y a si mismo debe existir coherencia entre la protección de los glaciares y las normas actuales y futuras sobre Biodiversidad y Áreas Protegidas. Este principio fundamental de equilibrio entre protección de glaciares y desarrollo económico debería inspirar el marco regulatorio.

Por otra parte Urenda destacó el rol del SEIA, en cuanto a la intervención de glaciares, planteando que La Ley de Bases Generales del Medio Ambiente (LBGMA) contiene los mecanismos fundamentales que sustentan la protección de glaciares.

A su vez indicó que el SEIA tiene principios, reglas y plazos que permiten ponderar los distintos factores y determinar si un proyecto específico se puede llevar adelante o no por consideraciones ambientales. El SEIA da origen a medidas de mitigación y compensación de impactos en glaciares, producto de una evaluación caso a caso, según la importancia de los servicios ecosistémicos de cada glaciar (no todos tienen la misma valoración ambiental).

Adicionalmente, los glaciares pueden quedar dentro de áreas de protección oficial, de acuerdo a las necesidades de conservación de la biodiversidad.

En cuanto a las prohibiciones contenidas en el proyecto, el gerente del Consejo Minero, expresó que no resulta conveniente establecer prohibiciones o restricciones absolutas a la afectación de los glaciares en general. Como también estiman inconveniente e impracticable las obligaciones de carácter retroactivo en materia de glaciares. Destacando que lo anterior es válido para todas las actividades que hoy o en el futuro se sitúen en zonas de glaciares: turismo, ciencia, energía, transporte, actividades militares, asentamientos humanos y, ciertamente, minería.

Por otra parte indicó que por condiciones geomorfológicas de Chile, la actividad minera y los glaciares se localizan en una franja común.

En relación al derecho comparado Urenda, destacó que en los países desarrollados prima la protección de glaciares a través de las áreas protegidas, evaluadas caso a caso. Mencionó que en algunos países sudamericanos se les aplica directamente la normativa de aguas y en otros, indirectamente, las normas medioambientales, por ser considerados agua.

Destacó que sólo Argentina y Kirguistán tienen leyes de protección directa y general de los glaciares, y no es claro que efectivamente se apliquen, por lo tanto agregó que establecer una normativa de protección directa y absoluta de glaciares sería una excepción.

En cuanto a los avances en la protección de glaciares en nuestro país mencionó los siguientes hitos:

2008: Creación de la Unidad de Glaciología y Nieves (DGA); Impulso del Inventario Público de Glaciares (DGA).

2009: Promulgación de la Política Nacional de Glaciares (CONAMA); Promulgación de la Estrategia Nacional de Glaciares (DGA)

2010: Modificación de la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente: Proyectos o actividades requerirán la elaboración de un EIA si tienen localización en o próxima a glaciares. Lo mismo para glaciares ubicados en Áreas Protegidas.

2012: Vigencia plena de la nueva Institucionalidad Ambiental.

2013: Reglamento del SEIA considera expresamente a los glaciares en varias partes.

2014: Proyecto de Ley sobre Biodiversidad y Áreas Protegidas.

En lo que respecta al proyecto de ley de Glaciares, el Gerente General del Consejo Minero, expresó que este prohíbe la ejecución de cualquier acción que pueda afectar directa o indirectamente las funciones de un glaciar. Sobre ello indicó que estimaban que no resulta conveniente establecer prohibiciones absolutas, sino que realizar evaluaciones ambientales caso a caso.

Lo anterior es porque se extiende esta prohibición absoluta, con la misma fuerza, a todo tipo de glaciares, zonas peri glaciares y permafrost y sobre esto aseveró que creen que no todos éstos deben tener el mismo grado de protección, pero de cualquier forma, debe evaluarse caso a caso.

Establece que quienes han afectado glaciares deben someterse a auditorías ambientales, que pueden derivar en acciones de reparación y reconstitución de glaciares. En cuanto a lo anterior expresó que estiman esto inconveniente por su imposibilidad práctica y por afectar retroactivamente proyectos que tenían las autorizaciones necesarias.

En cuanto a la propuesta que hace el Consejo Minero sobre el proyecto de ley de Glaciares indican que se deben establecer medidas de adaptación al Cambio Climático, invertir en la  investigación y preservación de los glaciares.

También propusieron realizar cambios a la legislación de Medio Ambiente, planteando que si bien no es imprescindible, se puede incluir una definición de glaciar o sus características, a partir de consensos científicos internacionales, por lo tanto se puede dar rango legal a normas del reglamento del SEIA referidas a glaciares, a su vez se pueden elaborar guías sobre evaluación de proyectos que impacten glaciares, para dar más certeza a reguladores, regulados y terceros.

Se sugiere por parte del Consejo Minero, realizar cambios al Código de Aguas, ya que se puede interpretar que los glaciares son agua en estado sólido y, por tanto, ya son bienes nacionales de uso público, no obstante esto se puede explicitar. En relación al Proyecto de Ley sobre Biodiversidad y Áreas Protegidas se insta a analizar en su mérito este proyecto que explicita que los glaciares pueden ser parte de áreas con protección oficial.

Finalmente el Gerente del Consejo Minero, concluyó su presentación expresando que en el último tiempo se ha desarrollado en Chile un conjunto importante de regulaciones para la protección de glaciares, por lo tanto no creen que el camino a seguir en esta materia sean las prohibiciones absolutas, es por ello que la valoración de cada glaciar depende de múltiples factores, que deben evaluarse caso a caso.

Terminada la presentación del Gerente General del Consejo Minero, se le otorgo la palabra al, Vicepresidente de Recursos Corporativos de Codelco, Rene Aguilar, quiendestacó los siguientes puntos relevantes del proyecto de ley:

–       Declara los glaciares como bienes nacionales de uso público

–       Establece la prohibición de desarrollar actividades que generen impactos significativos o daños irreversibles en glaciares y zonas glaciares y periglaciares.

–       Excepciones: actividades de rescate y científicas con medios manuales.

–       Actividades restringidas: actividades científicas y turísticas realizadas con medios mecanizados.

–       Establece para proyectos y/o actividades existentes, la obligación de adecuarse a la nueva normativa.

En cuanto a los bienes jurídicos protegidos, Aguilar mencionó que correspondía a los Glaciares cualquiera sea su denominación, ubicación y propiedad del terreno superficial, el permafrost, Zona glaciar y periglaciar enumerando los siguientes cuestionamientos relacionado con el Proyecto de Ley. ¿Cómo se determina la extensión geográfica que se va a proteger? ¿Cuál es el impacto de estas definiciones en las regiones australes? ¿Se refiere a glaciares que se encuentran incluidos en el catastro o también a los que no se encuentren contenidos en él?

Sobre el contexto nacional, indicó que Chile posee un área total de 24.000 km2 de glaciares aproximadamente, sobre ellos el 88% de los glaciares del país se encuentran en la zona de Campos de Hielo y en el caso de los glaciares de montaña, se ha verificado que el aporte hídrico a la cuenca es marginal en relación con otros elementos como la nieve y la lluvia.

A su vez el Vicepresidente de Recursos Corporativos de Codelco, se refirió a las actividades prohibidas señaladas en el Proyecto de Ley, manifestando que estas son las que impliquen su remoción, traslado o destrucción, aquellas que se desarrollan sobre la superficie de los glaciares, que afecten las funciones, dinámicas y propiedades esenciales de los glaciares. Las desarrolladas bajo la superficie de los glaciares, que puedan alterar su condición natural, acelerar o interrumpir su desplazamiento, o acelerar su derretimiento. La liberación, vaciamiento o depósito de basuras, productos químicos,  material particulado, desperdicios o desechos de cualquier naturaleza o volumen. Cualquier otra acción contraria al objeto de la presente ley, o que puedan afectar directa o indirectamente las funciones del glaciar.

En relación a las actividades restringidas, expresó que son las Actividades científicas y turísticas realizadas con medios mecanizados, y estas deben informar a la autoridad competente y obtener los permisos correspondientes, sobre esto planteó los siguientes cuestionamientos ¿Qué autoridad? ¿Qué permisos? ¿Qué criterios se utilizarán para determinar el otorgamiento de un permiso?, ¿Pueden ser los permisos denegados? ¿Puede esto afectar a actividades existentes o sólo a las futuras?

Aguilar, planteó que las actividades que podrían verse afectadas con este proyecto de ley, son las siguientes: Minería (metálica y no metálica); Transporte (carreteras y caminos); Energía (proyectos hidroeléctricos y geotérmicos); Turismo; Actividades militares; Asentamientos humanos.

Por otra parte señaló que los artículos transitorios obligan a actividades existentes a adecuarse a las disposiciones de la ley, lo que implicaría detener el funcionamiento de actividades y/o informar que se están desarrollando. Codelco tiene operaciones y proyectos en áreas aledañas a glaciares, zonas de glaciares y zonas periglaciares (Andina, El Teniente, Exploraciones), y como empresa están convencidos que la actividad industrial puede desarrollarse sin impactar significativamente a los glaciares y a los servicios ambientales que ellos prestan

Por último, indicó que Codelco apoya la dictación de una ley que establezca:

–       La definición de glaciar, una autoridad competente y un presupuesto que disponga que cualquier proyecto o actividad susceptible de afectar un glaciar sea objeto de evaluación ambiental.

–       Que señale expresamente que son un bien nacional de uso público.

–       Que desarrolle guías metodológicas para la evaluación ambiental de proyectos en glaciares, y para la realización de estudios de investigación.

–       Que genere información científica más extensa y profunda sobre glaciares: Aporte hidrológico a cada cuenca, impacto del cambio climático, características propias de cada glaciar, etc.

–       Que establezca un inventario actualizado por Región.

Finalizada la exposición del Vicepresidente de Recursos Corporativos de Codelco, se dio paso a la exposición de Alberto Salas, Presidente de Sonami,quien señaló que la situación actual de glaciares ha tenido grandes avances, sin perjuicio de compartir en este diagnóstico que es necesario su perfeccionamiento. A su vez hizo hincapié en que desde el año 2006 en adelante, se ha incorporado regulación específica en materia de glaciares, correspondiente a la Ley 20.417 sobre nueva Institucionalidad Ambiental, la Ley 20.283 de Bosque Nativo y Fomento Forestal y, además, a través del Nuevo Reglamento del SEIA (D.S 40/2012).

No obstante lo anterior la visión de Sonami es que están de acuerdo con que los glaciares representan uno de los patrimonios ambientales más importantes, no sólo de nuestro país, sino que de la humanidad, destacando su rol en el ciclo hidrobiológico de las aguas dado que muchos de ellos constituyen reservas estratégicas de este recurso. Sin perjuicio de ello, estiman relevante discutir a cabalidad el sentido y alcance del Proyecto de Ley, pues el mismo no sólo considera la protección de los glaciares, sino también de los ecosistemas en que éstos se insertan, considerando el ambiente glaciar, el ambiente periglaciar y el permafrost. Conceptos amplios que debiesen precisarse.

En cuanto a la definición de glaciar, Sonami estima relevante que se utilicen estándares internacionales, como por ejemplo los del Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés): “Glaciar: Masa de hielo terrestre que fluye pendiente abajo por efecto de la gravedad (mediante deformación interna y/o deslizamiento de su base), constreñida por el esfuerzo interno y por el rozamiento en su base y en sus lados. Los glaciares se mantienen por la acumulación de nieve en grandes altitudes, compensada por la fusión en altitudes bajas o por la descarga vertida al mar.”

A su vez señaló que se debían especificar aún más la definiciones referidas a ambiente glaciar, periglaciar, y permafrost, con el fin de permitir la realización de actividades en zonas que sean adyacentes a glaciares y que no tengan un rol como fuente de abastecimiento de agua para el consumo humano, estas definiciones deberían ser más precisas en cuanto a su alcance territorial y temporal.

En relación al Registro Nacional de Glaciares, manifestó que les parece de gran importancia, ya que otorgará certeza jurídica a los regulados, en orden a conocer el alcance que tiene el presente proyecto de ley. Por otra parte, expresó que era relevante el catastro de glaciares, con el fin de que se amplíe la investigación para determinar sus características y su real influencia en las fuentes de agua para consumo humano, por consiguiente sugirieron, crear un fondo nacional de glaciares y una institucionalidad acorde con esta materia.

Sobre las Prohibiciones, Alberto Salas expresó que dado el estado del conocimiento actual sobre glaciares, no resulta adecuado establecer una prohibición de carácter general de una amplia gama de actividades, dado que en este contexto, el SEIA es una instancia adecuada para determinar, caso a caso, los posibles impactos de una actividad y si éstos son o no aceptables. Para ello sugirieron que se podría analizar si es necesario una modificación de los artículos 10 y 11 de la Ley N° 19.300, requiriendo explícitamente el ingreso al SEIA de aquellas actividades que puedan afectar glaciares y en específico por EIA en caso de identificarse impactos  sobre glaciares que sean fuente de abastecimiento de agua para el consumo humano.

Con respecto al artículo 2° transitorio indicó que estiman importante explicitar los objetivos que se buscan con este artículo, dado que su redacción puede generar problemas de legalidad y de aplicación práctica respecto al establecimiento de responsabilidades y obligaciones retroactivas. Por ejemplo, definir qué se entenderá por una intervención histórica  y quiénes resultarían obligados por este artículo.

En relación al artículo 3° transitorio señaló que es de suma importancia concordar las obligaciones establecidas en esta normativa con las señaladas en la Ley N°19.300. Ello en consideración de que una adecuación a la normativa de un proyecto, podría implicar una modificación a la RCA o un retroceso en la tramitación de un proyecto sometido al SEIA. Por otra parte destacó que el artículo tercero transitorio puede implicar una modificación de los compromisos ambientales ya adquiridos por los titulares de proyectos en el marco del SEIA. En este contexto, resulta relevante considerar la situación práctica de estos proyectos o actividades que fueron concebidos bajo un determinado marco legal.

Finalmente concluyó con las siguientes reflexiones:

–       Valoran la iniciativa legal, ya que constituye un importante impulso para la protección de los glaciares, en especial de aquellos que sean fuentes de recursos hídricos para el abastecimiento del consumo humano.

–       Manifiestan su preocupación por la falta de mayor información científica sobre glaciares, para lo cual estimamos fundamental el fomento a la investigación.

–       Valoran que se tome en cuenta la opinión de todos los actores involucrados, así como de los expertos en la materia, llegando a definiciones consensuadas que permitan delimitar el objeto de protección de la ley y, por ende, facilitar su cumplimiento.

–       Creen importante acentuar el rol del SEIA como herramienta relevante para determinar caso a caso la naturaleza y magnitud de los impactos sobre glaciares y la protección de éstos.

–       Por último, resulta necesario revisar los objetivos de protección planteados en este PL y precisar aquellas actividades prohibidas y restringidas, con un foco en aquellas que afecten glaciares que sean fuente de agua para el consumo humano.

Discusión parlamentaria

El diputado Leopoldo Pérez (RN), manifestó que es claro que el cambio climático es uno de los principales factores de la perdida de los glaciares, pero indicó que no se puede desconocer que la minería a destruido glaciares, por lo tanto es algo que no se puede negar y lamentablemente las faenas mineras coinciden con la existencia de glaciares.

El diputado Patricio Vallespín (DC), indicó no estar de acuerdo con los presentado por el Gerente Carlos Urenda del Consejo Minero en relación a lo no existencia de legislación específica sobre glaciares, ya que muchos países la tienen contemplada en distintos cuerpos legales y por otra parte los glaciares no se encuentran presentes en todos los países.

Por otra parte también manifestó no compartir la visión de que solo el SEIA, pueda evaluar los impactos, ya que él SEA requiere de elementos legales que lo fortalezcan. Por ultimo dejó planteada la pregunta sobre ¿Cuándo el Consejo Minero considera que no debe impactar un glaciar?

El diputado Celso Morales (UDI), señaló que se requiere buscar un consenso sobre la materia, por lo tanto insto a los invitados a la comisión a presentar propuestas concretas que ayuden a enriquecer el proyecto de ley.

La diputada Cristina Girardi (PPD), indicó que le llama la atención que solo dos países tengan una ley especial que proteja glaciares, por lo tanto manifestó que no le parecía un buen argumento. A su vez señaló que se deben preocupar por estas importantes reservas de aguas.

También la diputada pregunto a los invitados presentes el ¿Cómo se recompone y se repara un glaciar? Y ¿Cuál es el rol de la actividad minera sobre un glaciar?

En relación al argumento de que estos están protegidos en el SEIA, manifestó que es un argumento débil, ya que el SEIA, requiere ser fortalecido por diversos cuerpos legales.

El diputado Daniel Melo (PS), expresó a los invitados que señalarán como se llegaba al equilibro entre la actividad minera y los glaciares.

Asistieron a la Comisión: Daniel Melo (PS), Andrea Molina (UDI), Christian Urízar (DC), Camila Vallejo (PC), Marcelo Chávez (DC), Celso Morales (UDI), Jorge Rathgeb (RN), Leopoldo Pérez (RN), David Sandoval (UDI), Patricio Vallespín (DC).