MICHAELA HEISIG, ECÓLOGA Y FRANCISCO FERRANDO, GLACIÓLOGO, SE REFIEREN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

MICHAELA HEISIG, ECÓLOGA Y FRANCISCO FERRANDO, GLACIÓLOGO, SE REFIEREN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

pdf minuta Sesión 3: MICHAELA HEISIG, ECÓLOGA Y FRANCISCO FERRANDO, GLACIÓLOGO, SE REFIEREN AL PROYECTO DE LEY DE GLACIARES

En la 11ª Sesión Especial, expusieron sobre el proyecto de ley de Protección y Preservación de Glaciares los profesionales Michaela Heizig, ecóloga y Francisco Ferrando, Glaciólogo, destacaron la importancia de los glaciares desde una mirada científica y el rol estratégico que cumplen en los ecosistemas. 

Al inicio de la sesión el diputado Daniel Melo (PS), Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, le entrego la palabra a la ecóloga, Michaela Heisig, quien se refirió al proyecto de ley.

La ecóloga en su exposición indicó que frente a una realidad donde por décadas se están mermando los caudales en las cuencas donde existen intervenciones masivas de glaciares con las consecutivas consecuencias para los usuarios del recurso, sean poblaciones o agricultores, no podemos más que celebrar este Proyecto Ley.

En cuanto a lo que destacaba del proyecto de ley es que contempla los siguientes aspectos:

-La clara definición de los glaciares  como Bienes Nacionales  de Uso Público.

-Que se reconoce expresamente el “valor hidrológico estratégico” y las “reservas estratégicas de agua” de la criósfera.

-Que se incluye al permafrost claramente como parte de estas “reservas estratégicas”

-Que se prohíbe cualquier intervención que destruye o dañe formaciones de la criósfera.

Por otra parte la ecóloga manifestó que independiente de lo expresado anteriormente en términos generales en favor sobre el Proyecto de Ley,  dijo considerar que existen algunas  imprecisiones en la parte técnica.

Artículo 2°, párrafo 2: “Por “ambiente glaciar”; al territorio de altas latitudes o de cimas de montañas, en el límite de las nieves permanentes, las temperaturas predominantes durante todo el año son inferiores a 0° C y la fusión es débil o nula. El escurrimiento es bajo forma de hielo y hay un predominio de precipitaciones como nieve, la cual se transforma en neviza y después en hielo, por compactación y recongelación produciéndose pérdida de aire y cambio en la estructura cristalina. Este dominio se define por la presencia de glaciares;”

En relación al anterior artículo, la ecóloga hizo el siguiente comentario, los ambientes glaciares, fuera de las altas latitudes, no se reducen a las “cimas de montañas”, al contrario,  se encuentran frecuentemente en las laderas de las montañas y en valles. También indicó no compartir  que “el escurrimiento es bajo forma de hielo”. En áreas de los glaciares reservorio no existe un escurrimiento de hielo  en la base, sino el proceso de descongelamiento que quizás es de corta duración (unas pocas horas),  provoca un escurrimiento líquido.

También se refirió al artículo 3º del proyecto de ley que trata sobre el “Ambiente Periglaciar”, manifestando lo siguiente:

1.- Ambientes periglaciares “se encuentran cerca o casi del dominio glaciar”: Aunque se puede pensar lo contrario por su nombre, los ambientes periglaciares  no son definidos por su cercanía a glaciares, pero si se vinculan estrechamente a la presencia de permafrost. (Taillant, J.D. 2012 y Milana, J.P. 2010)

“No podemos concluir, porque no vemos glaciares descubiertos en una zona, que no hay ambiente  periglacial. Lo mismo podemos decir de los glaciares de escombros. No podemos concluir que no hay  ambiente periglacial porque no veamos glaciares de escombros. Sería una reducción geográfica inoportuna e incorrecta.” (Jorge Daniel Taillant. 2012: El Ambiente Periglacial  y La Minería en la República Argentina).

2.- Encontramos algo problemática la incorporación de las temperaturas (medias) anuales inferiores a 10°C, dado que esto incluye por ejemplo prácticamente toda la Patagonia.

A continuación presentamos la fuente de la cual probablemente surge  esta frase: “El sistema morfoclimático periglaciar aparece en zonas donde las temperaturas alcanzan valores por debajo de 0 °C, durante la mayor parte del año y son positivas, pero inferiores a 10 °C, durante un período de dos a cuatro meses anuales.”  (Slaymaker O., 2011).

En relación al artículo 4º en donde se habla del Permafrost, la ecóloga planteó que para los objetivos del presente Proyecto Ley se sugiere volver a la definición original del permafrost: La palabra viene del alemán: “Perma” de permanente y “Frost” es escarcha, es decir agua congelada.  Por lo tanto indico que a su juicio se debe para efectos de la ley definir permafrost como: Suelos y subsuelos con un contenido variable de agua permanentemente congelada.   Esta definición corresponde a la original rusa (ellos poseen probablemente las extensiones más grandes de permafrost en el mundo: La Tundra de Siberia). Posteriormente surgieron definiciones de permafrost como suelos permanentemente  con temperaturas bajo los 0° C, lo que incluye suelos sin contenido de hielo. A nuestro juicio estas definiciones no se ajustan a la intención de este Proyecto Ley que pretende justamente proteger las formas criosféricas como reserva hídrica.

El tema de la protección de ambientes con permafrost  es importante, considerando lo siguiente:

Si bien los caudales que generan glaciares por hectárea de superficie son significativamente mayores que los generados por el permafrost, los glaciares, especialmente en el centro y norte del país suelen cubrir superficies reducidas. Las superficies con permafrost pueden ser considerablemente más extensas y es por esto que  los aportes hídricos del permafrost pueden superar largamente a los de glaciares en una determinada zona.

Por esta misma razón nos encontramos en el país frecuentemente con una alta resistencia por parte de las grandes faenas mineras de admitir la afectación de caudales generados por el permafrost.

Otros comentarios realizados en relación al permafrost por Michaela Heisig fueron los siguientes:

Se sugiere borrar la materia orgánica de la descripción del permafrost, dado que no todo permafrost tiene un componente significativo de materia orgánica. Si bien los glaciares de roca se pueden entender como una forma de permafrost, no nos parece adecuado definir el permafrost en general como glaciar de roca. Existe permafrost reptante sin vinculación con formaciones de glaciares de roca. Como hemos visto el permafrost se vincula también a ambientes periglaciares que no se definen en vinculación a la presencia de glaciares.

En relación al artículo 9, Heisig sugirió una unidad especial del gobierno para el relevamiento, monitoreo, control y fiscalización de las actividades que involucren glaciares y ambientes periglaciales, responsable además del Registro  Nacional de Glaciares. También propuso que la nueva ley contemple un mecanismo participativo como un “Consejo de Protección de los Glaciares”, conformado no solo por entidades estatales, sino también de las Juntas de Vigilancia, de consultores, universidades  y de las ONG dedicados al tema.

En relación a la Estrategia Nacional de Glaciares, indico que a su juicio debe ser un organismo participativo que se ajustaría además perfectamente a la intención de la actual Estrategia Nacional de Glaciares, en la Línea de Acción 4, 3° meta que expresa “Integrar la acción de los organismos del estado, relacionados con glaciares, a través de grupos de trabajo que se relacionen también con instituciones privadas.”

Por ultimo manifestó su apoyo al proyecto, ofreciendo que para cualquier requerimiento de asesoría vinculada al presente Proyecto Ley el equipo profesional estaría a disposición de esta Comisión. Finalizada la presentación de Michaela Heisig, se le cedió la palabra a los parlamentarios.

Discusión parlamentaria

El diputado Christian Urízar (PS), solicito a la ecóloga una opinión sobre si existe algún tipo de compatibilidad sobre el proyecto Andina 244 y los glaciares.

Michaela Heisig, preciso que la afectación es directamente sobre los glaciares de roca e indirectamente a los glaciares a los blancos. Por otra parte indico que la minería no declara el permafrost, esto siendo contario a lo que plantea la Universidad de Suiza que manifiesta que hay agua en el permafrost que rodea a la zona andina, por lo tanto los regantes son los que se verán afectados y porque se afectaran los caudales. De hecho hoy en día ya hay una merma de caudales, con las mineras presentes, no es menor lo que va a ocurrir.

La diputada Andrea Molina (UDI), consulto a la ecóloga si el proyecto de ley de glaciares que estaban tramitando, era capaz de hacer frente a un proyecto como Andina 244, si realmente era suficiente la protección que se le estaba otorgando.

Heisig, expresó que creía que el proyecto estaba bien, pero recalco el hecho de que requiere que se afinan las definiciones, en relación al ambiente periglaciar y permafrost.

Finalizada la ronda de preguntas a la ecóloga, por parte de los diputados, se le cedió la palabra a Francisco Ferrando, Glaciólogo de la Universidad de Chile, quien  manifiesta que el borrador del proyecto de ley le parece una gran contribución.

Al inicio de su exposición, Ferrando manifiesta que la criósfera que se posee está presente desde millones de año, por lo cual se puede considerar una herencia que ha logrado persistir a pesar de todos los cambios climáticos que se han producido, agregando que el Panel Intergubernamental reconoce que el cambio climático existe y este está afectando a los glaciares.

En cuanto al proyecto, el glaciólogo planteó que el proyecto debe ser mejorado en relación a su contenido, esto porque los glaciares son finitos y por lo tanto mientras menos se intervengan, más se extiende su vida, por ello el fin de que se tenga un buen manejo de ellos es garantizar la presencia de este recurso para las futuras generaciones.

Señaló con preocupación que hoy en día estamos asistiendo a un proceso acelerado en donde los ríos están aumentado sus caudales, pero a costa del derretimiento de los glaciares, por lo tanto esto significa que este recurso se va a acabar, por ello indicó que colocar en el contenido del proyecto de ley que es un recurso no renovable le parece valioso e importante de destacar.

Por otra parte manifestó que se utiliza el concepto de entorno, en relación a ello, indicó que es necesario cambiar el concepto por otro, como  por ejemplo el de geosistema, para que sea aún más amplio, ya que no se pueden separar las formas de la existencia de hielo, del sistema hídrico y atmosférico, ya que los glaciares no solo aportan agua a los ríos, sino que además aportan al ecosistema a través de la evaporación, además ejemplifico que los glaciares son como refrigeradores en la altura, por lo tanto también contribuyen a que se conserven ciertas temperaturas.

En relación al ambiente glaciar, manifestó que el proyecto de ley rescata algo muy importante. En cuanto al permafrost, indicó que en él se incluyen todos los glaciares rocosos. Se habla de un 40% a un 60% de hielo, por lo cual constituyen una muy importante reserva de agua. Agregando que no se pueden mirar en menos a los glaciares rocosos. Indico que los glaciares rocosos tienen dos orígenes, uno de ellos es en la etapa glacial y la otra forma son glaciares rocosos de ambiente periglaciar, estos son los glaciares de talud y también tienen un acumulación durante el invierno y una contribución en las estaciones cálidas.

Después de los glaciares rocosos se encuentra el permafrost y en relación a ello indicó que también pueden acumular y retener agua, especificando que cuando se habla de permafrost, también se habla de una diferenciación de altitud.

Por ultimo señaló que es importante definir correctamente a los glaciares, señalando que esta no es una tarea simple, pero es necesario corregir algunos aspectos técnicos.

Discusión parlamentaria

La diputada Andrea Molina (UDI), indicó la necesidad de realizar un seminario sobre glaciares, con el fin de aunar criterios, esto para que no halla duda sobre lo que se está abordando, ya que hoy es una política de estado. Agregando que la agenda política que se está incentivando es el desarrollo minero, y lamentablemente se cruza con el tema de los glaciares, por lo tanto tendremos que repensar el cómo seguiremos creciendo, ya que este proyecto nace por la falta de protección a los glaciares.

A lo planteado por la diputada Molina, Francisco Ferrando, expresó que es evidente que hay que plantear y repensar un desarrollo sustentable para el país, por lo tanto es que una situación que va requerir poner límites en muchísimas cosas, por ejemplo el agua es un recurso que está generando conflictos en muchas partes del mundo, y también en nuestro país. Como sociedad vamos a tener que enfrentar en el futuro periodos en donde van a ver años muy calurosos y lo mismo con el frio, por lo tanto estos cambios irán afectando  la disponibilidad de los recursos hídricos.

Hay que pensar en el país y en el horizonte, no se puede vivir solo de la minería, porque es poco factible, el daño de la sociedad, toda la herencia de comunidades que han vivido de determinada manera en los valles durante siglos. La compra de los derechos de agua, genera que mucha gente vende los derechos y por lo tanto las personas que subsistían con ella deben migrar del campo a la ciudad.

El diputado Patricio Vallespín (DC), pregunto sobre si el estado del cuerpo del hielo se puede tipificar. Agregando la pregunta si la masa de hielo interior y superior, esto se puede objetivar.

El diputado Christian Urízar (PS), reflexionó sobre qué dirá el Ministerio de Medio ambiente sobre el proyecto y si serían capaces como gobierno establecer un registro nacional de glaciares que establezca información cruzada entre los glaciares y las actividades mineras.

La diputada Camila Vallejo (PC), planteó que particularmente este proyecto ha sido respaldado y apoyado por los diputados. En relación al proyecto pidió la opinión de los expertos sobre el articulo 6 en el cual se señalan las actividades prohibidas, preguntado si solo bastaba con la enumeración que contenía el proyecto o debiera haber un detalle más específico, ya que la idea es no dejar en manos de las empresas que presentan sus estudios diciendo que no generan impactos. Sabiendo que estos ambientes son frágiles y difíciles de recuperar.

El profesor Ferrando, manifestó la pregunta del diputado Vallespín evidencia la dificultad de definir lo que es un glaciar. En relación a lo planteado por la diputada Molina, expresó que le parecía correcta la idea de hacer un seminario con el fin a llegar a un punto consensual en relación a lo que es un glaciar, ya que no hay acuerdo y la idea es que no surjan tantas interpretaciones.

En relación al cruce entre las mineras y los glaciares, consultado por el diputado Urizar, el experto planteo que ya existe un registro uno nuevo uno antiguo, por lo tanto con esa tenemos información, ya se puede comenzar a cruzar la información.

En cuanto a la pregunta de la diputada Vallejo, en relación al qué y cómo prohibir, Ferrando señaló que cualquier intervención que afecte los glaciares es dañina y acelera su extinción. Se podría decir que desde la ecología profunda, que no se toquen en ningún sentido, por lo tanto hay que llegar a un consenso, y para ello habrá que apelar a la tecnología.

A su vez comento que la actividad minera ha hecho desaparecer varios glaciares por intervención directa.  La emisión del calor de las maquinarias en la alta montaña, afecta y esas masas de aire también generan fusión. La combustión de los motores, la calefacción y el material particulado. El rol de la gobernanza es importante, ya que la gente está preocupada de cuidar lo suyo. Incluso la polución en relación al proyecto Los Bronces y Andina pueden afectar el río Mendoza, y por lo tanto pasa a ser un problema internacional.

Mencionó que actualmente existe tecnología que pudiese mejorar la explotación, lamentablemente manifestó que no existe voluntad alguna de las empresas mineras por invertir en más tecnología.

El diputado Daniel Melo (PS),  expresó que es importante tener clara la situación en relación a las definiciones y lo que busca regular esta ley, sobre todo porque cuando uno conversa con el gerente de Codelco, los glaciares de roca no son glaciares. Por ello es necesario completar y presentar las mejores definiciones. A su vez consultó si es posible establecer el nivel de resistencia de un glaciar, por ejemplo de una actividad económica. ¿Se puede establecer científicamente?

En relación a la pregunta del diputado Melo, el profesor Ferrando señaló, que en relación a los daños que ya se hicieron, es imposible recuperarlos. En cuanto a las prohibiciones, toda aquella actividad que perjudiquen su balance de masa debiese ser prohibida. Por ejemplo una tronadura, caminos, excavaciones, etc. El turismo masivo a un glaciar no es recomendable, Chile partió tarde con respecto a la información cuantitativa en relación a los glaciares, la medida de compensación de monitorearlos, no compensan en nada, por lo tanto se debiese generar medidas concretas para protegerlos.

Hoy en día lo que se tiene en relación a la medición de los glaciares es lo que se ha realizado en un periodo de más menos 4 años, lamentablemente con esa cantidad de años no se puede establecer el comportamiento de los glaciares, para ello mínimo se requieren unos 30 años.

El diputado Patricio Vallespín (DC), en relación a las actividades prohibidas indicó que desde su visión los problemas se encuentra en la letra b y c, del artículo 6º, por lo tanto la pregunta es en relación a la letra b y c y si se puede medir de alguna forma, con la tecnología que existe actualmente.

Por último el Glaciólogo Francisco Ferrando, planteó que el tema de los glaciares es una deuda que el país tiene hace mucho tiempo. Lo que se busca es tener todo lo posible para generar un desarrollo sustentable y en este sentido es importante el resguardo al medioambiente.

Asistieron a la Comisión: Daniel Melo (PS), Andrea Molina (UDI), Christian Urízar (DC), Camila Vallejo (PC), Marcelo Chávez (DC),