TERRAM, CHILE SUSTENTABLE Y GREENPEACE DESTACAN LA IMPORTANCIA DE TENER UNA LEY DE QUE PROTEJA LOS GLACIARES

TERRAM, CHILE SUSTENTABLE Y GREENPEACE DESTACAN LA IMPORTANCIA DE TENER UNA LEY DE QUE PROTEJA LOS GLACIARES

pdf minuta sesión 2 TERRAM, CHILE SUSTENTABLE Y GREENPEACE DESTACAN LA IMPORTANCIA DE TENER UNA LEY DE QUE PROTEJA LOS GLACIARES

En la 10ª Sesión Especial, expusieron sobre el proyecto de ley de Protección y Preservación de Glaciares las ONG, Terram, Chile Sustentable y Greenpeace, quienes evidenciaron los riesgos a los que actualmente se ven sometidos, como las amenazas en el futuro de no protegerlos.

El diputado Daniel Melo (PS)Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, en primer lugar le cedió la palabra a Elizabeth Soto, representante de Greenpeace quien se refirió a proyecto de ley de glaciares, manifestando lo siguiente:

En el inicio de su presentación, Soto indicó que los glaciares son agua y por lo tanto son reservas hídricas fundamentales para enfrentar el futuro. Expreso que cuidarlos es cuidar el agua y cuidar el agua es cuidar la vida. A su vez destaco que Chile cuenta con una de las mayores y más diversas reservas glaciares a nivel mundial, representando el 3,8% del área total del planeta, excluyendo Antártica y Groenlandia.

Soto, señaló que no tan solo los glaciares blancos son importantes, sino que también los glaciares de roca, indicando que los glaciares de roca de los Andes de Santiago cumplen en el sistema hidrológico una función como reservorios de agua dulce. Sumado a lo anterior, expreso que la cordillera de Los Andes es rica en permafrost, especialmente en Chile, entre la zona que va desde el río Choapa en la Cuarta Región, hasta Rancagua, en la Sexta Región.

Por otra parte manifestó que el principal peligro de los glaciares en Chile es producto de la intervención humana, especialmente la actividad minera que ha afectado los glaciares de roca, que son la mayor expresión geomorfológica del permafrost rico en hielo. Los principales efectos de las faenas mineras son los depósitos de lastre, caminos de exploración y la remoción completa de los glaciares (Brenning y Azócar 2010).

Elizabeth Soto destacó que Greenpeace en el primer semestre del año 2014, ha liderado una campaña global para dar a conocer la importancia de los glaciares que existen en Chile y denunciar su desprotección, señalando que esta ha sido una de las campañas medioambientales más exitosas de nuestra historia; por la recepción que hemos tenido y la enorme cantidad de personas que se han interesado en el tema. A su vez indico que el objetivo final de la campaña es la Protección de Glaciares a través de una Ley.

En relación al porqué se deben proteger los glaciares señalo que estos son reservas estratégicas de agua para todos y permiten: Hacer frente a sequías, enfrentar de mejor forma las tendencias globales del clima, regulan los caudales de los ríos, ayudan hacer frente a la desertificación, permiten disminuir costos y entregan disponibilidad de agua superficial.

En relación a lo que se ha hecho en Chile, con respecto a glaciares Greenpeace, destacó algunos hitos relevantes de los últimos años indicando lo siguiente:

En 2008, se realiza la modificación al Reglamento del SEIA en donde deben someterse al SEIA los proyectos que alteren las características de un glaciar incorporado en el Inventario Público (DGA); se crea la Unidad de Glaciología y Nieves en la DGA/MOP

En el año 2009, se promulga la Política Nacional de Glaciares (CONAMA) y la Estrategia Nacional de Glaciares (DGA).

En 2010 se modifica la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente (N° 19.300) la que exige el ingreso de EIA si proyecto se ubica próximo o sobre glaciares, por otra parte se consideran parte de las áreas protegidas dentro de las cuales se encuentran.

En 2011, señalo que se pública el Inventario Nacional de Glaciares y en 2012 comienza a regir la nueva institucionalidad ambiental entre ellas la Superintendencia de Medio Ambiente y los Tribunales Ambientales.

Por último en 2013, se comienza aplicar un Nuevo Reglamento del SEIA en donde la afectación de un glaciar determina la necesidad de ingresar al SEIA y la vía de ingreso (EIA o DIA).

Elizabeth Soto, en relación a la destrucción de glaciares se refirió a varios proyectos mineros que han destruido y que amenazan estas masas de aguas, refiriéndose a los siguientes:

–       Pascua Lama a través de sus exploraciones entre 1981 y 2000 destruyeron el 62% del glaciar Toro 1 y el 71% del glaciar Toro 2. (Golder Associates, 2003) lo que conllevo que en mayo 2013, la SMA sanciona a Compañía Minera Nevada que recibe la mayor sanción en materia medio ambiental US$ 8 mill. por daño irreparable al medio ambiente del proyecto Pascua Lama.

–       Mina Sur Sur – División Andina: Esta mina es la responsable de la mayor intervención en glaciares rocosos a nivel mundial, afectando a 2,6 Km2 de glaciares rocosos, lo que equivale a 22 millones de m3 de agua.

–       Expansión Andina 244: Según datos de Greenpeace, el proyecto de expansión del yacimiento Andina, pone en peligro alrededor de 5000 Ha de glaciares en el área de influencia.

–       Los Robles: Entre 1988 y 2005, la empresa destruyó en las cuencas altas del río San Francisco y Olivares (afluentes de los ríos Mapocho y Maipo) casi 1 Km2 de glaciares. La destrucción de glaciares ha provocado la pérdida de 6 a 9 millones de m3 de agua (Brenning 2010).

–       Alto Maipo: Este proyecto pone en riesgo latente al Santuario Natural El Morado y a sus glaciares, debido a la construcción de un túnel para canalizar el agua necesaria para generación eléctrica, el que cruza debajo de los glaciares.

–       Los Pelambres: Esta empresa minera ha desaparecido al menos 4 glaciares rocosos (GR1, GR11, GR12 y GR13) por depósitos de lastre sobre ellos y dos fueron intervenidos para construcción de caminos (Brenning y Azócar 2010).

A su vez la profesional, concluyo que en Chile es legal destruir glaciares esto porque a pesar de los avances conseguidos en la normativa actual, hoy se pueden presentar proyectos como Andina 244 o pueden seguir operando proyectos como Pascua Lama. Esta situación nos obliga a actuar urgentemente y de forma decidida para que este Proyecto de Ley se convierta en Ley de la República y proteja los glaciares.

En relación al proyecto de ley que busca proteger y preservar los glaciares, señalo que el proyecto rescata lo contenido en otros proyectos que lo antecedieron, por lo tanto es el proyecto  desde el cual debe crearse una ley, esto porque los glaciares son importantes ecosistemas, por ello protegerlos implica comprenderlos como tales, por eso es clave la consideración de los conceptos que están en el proyecto de Ley en cuanto al Ambiente Glaciar, Periglaciar y Permafrost.

Soto, se destacó los siguientes puntos del proyecto de ley:

  1. Establece una figura legal para los glaciares en la constitución, para que sean bienes nacionales de uso público.
  2. Se establece por ley que «Los glaciares representan reservas estratégicas de agua en estado sólido»
  3. Determina una definición de glaciar que queda establecida por ley.
  4. Se incluyen los diferentes tipos de glaciares y los ambientes glaciares: blanco, de roca, ambiente glaciar, ambiente periglaciar, permafrost, entre otros.
  5. Debe haber una categorización explícita de todo aquello que debe quedar prohibido y excluido como actividad posible sobre los glaciares y su entorno.
  6. Un cronograma de transición para los proyectos que ya operan cerca de glaciares para que se adecuen a la nueva normativa.

La integrante de Greenpeace, advirtió que la ley debe asegurar la protección de los glaciares, asegurando que las industrias (minería, turismo y otros) no destruyan los glaciares y que las instituciones trabajen coordinadas para la protección y preservación de estos, a través de la promulgación de este proyecto de  Ley de Protección y Preservación de Glaciares.

Para lograrlo se requiere el patrocinio del Gobierno  a ESTE PROYECTO mediante la presentación de indicaciones y el apoyo necesario para que siga su tramitación en el parlamento.

Terminada la exposición de Elizabeth Soto, se dio inicio a la presentación de Sara Larraín, Directora Ejecutiva de Chile Sustentable, quien indicó que Chile es un país montañoso, donde el 70% de la población se abastece del agua proveniente de las zonas  cordilleranas. A su vez manifestó que la Cordillera de Los Andes, posee gran cantidad de glaciares, fuentes de agua congelada que, gracias a su proceso de acumulación y derretimiento, permiten asegurar el agua potable a la población, la mantención de los ecosistemas y la continuidad de las actividades económicas.

La directora de Chile Sustentable en su presentación relevo el hecho de que la actividad minera ha generado graves impactos a los glaciares destacando el daño en las siguientes etapas:

  1. En laetapa de exploraciónse ha verificado: construcción de caminos sobre glaciares; depositación de polvo, lo cual acelera su derretimiento; perforación mediante uso de explosivos.
  2. Durante laetapa de explotación, se agrega a lo anterior: remoción masiva de hielo con maquinaria pesada y sepultación de glaciares bajo botaderos de estériles.

Larraín, indicó que lo anterior provoca contaminación y acidificación de las aguas, la que percola aguas abajo hacia ríos y esteros, afectando el consumo humano, la agricultura, y los ecosistemas. La destrucción agrava la desertificación que sufre el país y haciendo más vulnerable a la agricultura y a las ciudades frente a la mayor estrechez hídrica que trae el cambio climático.

Sara Larraín, se refirió a los proyectos mineros que más han afectado a glaciares señalando los siguientes:

  1. Barrick Gold – Pascua Lama: Las exploraciones para el proyecto Pascua Lama entre los años 1981 y 2000 destruyeron en forma irreversible el 62% del Glaciar Toro 1 y el 71 % el Glaciar Toro 2 (Golder Associates, 2003) en la cuenca del Huasco, región de Atacama. También ha intervenido el glaciar Esperanza, con construcción de caminos, transporte de vehículos y maquinarias y la dispersión de material particulado. Y cubrirá el glaciar de roca Nevada Norte  con 1.200 millones de toneladas de estériles.
  2. Antofagasta Minerals – Pelambres: La empresa Los Pelambres, propiedad de Antofagasta Minerals (60% Grupo Luksic, y 40% Nippon LP Investment y MMLP Holding), ha desarrollado desde 2005 actividades de explotación minera en la cuenca superior del río Choapa en la región de Coquimbo, generando graves impactos sobre los glaciares y recursos hídricos de dicha cuenca 

En el área de operaciones de Pelambres, se identificaron 15 glaciares rocosos  entre los 3.500 y 3.900 m.s.n.m, de los cuales 4 desaparecieron casi completamente (GR10, GR11, GR12 y GR13) por la depositación de lastre sobre ellos, y 2 de ellos  fueron intervenidos por la construcción de caminos (Brenning y Azócar, 2010). Pelambres ha afectado reservorios permanentes de agua fosilizada equivalentes a  2,84 millones de metros cúbicos, lo que según la Universidad de Waterloo, fue producida por intervenciones “no anunciadas por ninguno de los estudios ambientales presentados a la autoridad entre 1997 y 2004”

  1. AngloAmerican – Los Bronces: En las cuencas de los ríos San Francisco y El Plomo existen un total de 37 glaciares de roca (Geoestudios, 2006), los cuales cubren una superficie de 5 km2 en las tres cuencas. Entre 1988 y 2005, AngloAmerican destruyó en las cuencas altas del río San Francisco y Olivares, casi un 1 kilómetro cuadrado de glaciares, provocando una pérdida de entre 6 y 9 millones de metros cúbicos de reserva de agua dulce (Brenning, 2010).

El depósito de lastre sobre el glaciar Infernillo (Contreras y Miañes, 1992; Valenzuela, 2004; Brenning, 2008), ha provocado un aumento  en el avance natural del glaciar  desde 1.2 cm al año, hasta 20 cm por día a causa de los 14 millones de toneladas de escombro depositadas en su superficie.

En 2011 construyó ilegalmente, sin Estudio de Impacto Ambiental, un mega-túnel subterráneo de 9 kilómetros de largo, y 4,5 metros de diámetro, que cruza bajo el glaciar La Paloma  en Lo Barnechea hasta bajo el glaciar Olivares en la comuna de San José de Maipo.

  1. Codelco Chile – División Andina: La División Andina de Codelco, es la empresa minera que ha causado la mayor intervención en glaciares rocosos a nivel mundial, Las operaciones de Codelco han impactado glaciares rocosos desde 1980 en la cuenca alta del Río Aconcagua, haciendo desaparecer 2 glaciares rocosos, con un área total de 1,32 km2 (identifcados por Lliboutry en 1961). También ha depositado estériles y desechos de infraestructura sobre  0,78 km2 de glaciares rocosos (Brenning, 2008). Los  glaciares más afectados son el Rinconada y el Río Blanco, cuyas  lenguas se encuentran en el rajo de la mina. Los estudios del área muestran que entre los años 1991 y 2000, Codelco removió entre 1 y 8 millones de toneladas de hielo al año (Morales, 2001) cantidad  que se estima siguen removiendo hasta hoy.

Expansión Andina 244: El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Codelco a evaluación en 2010 y luego retirado del proceso, informa sobre la afectación de 100 hectáreas de glaciares (Fuente: Oficio Nº 111747 Solicitud de Evaluación del EIA” Proyecto expansión Andina 244). Dicho impacto sería inaceptable, pues reduciría importantes reservas de agua en la cuenca del río Aconcagua, agravando los actuales conflictos por el agua entre Codelco y los regantes, e intensificaría la vulnerabilidad de la región de Valparaíso frente al cambio climático.

El EIA también declara que se destruirá más de 20 glaciares por excavación (560.900 m2) y por sepultación (1.015.400 m2) y reconoce una pérdida de hielo equivalente a 12.599.000 m3 de agua dulce.

La Directora de Chile Sustentable, en relación a la protección de glaciares, indicó que Chile no posee un marco jurídico para la protección de glaciares, por lo cual  muchos de ellos están siendo destruidos por las empresas mineras. Ello a pesar de que el país es altamente dependiente de estas reservas de agua dulce

Destacó que los glaciares han estado en las preocupaciones de las organizaciones ecologistas las que en 2006 presentaron al gobierno un proyecto de Ley para la Protección de Glaciares que establecía:

–       La protección de los glaciares como objetos de seguridad estratégica para el mantenimiento de los ecosistemas, el abastecimiento de las poblaciones humanas y las actividades productivas (agrícolas, hidroeléctricas,  industriales, turismo, etc.).

–       La clasificación de los glaciares y su protección, independiente de su denominación y del área donde se encuentren.

–       La creación de un Registro Nacional de Glaciares en base al inventario realizado por la Universidad de Chile, con los trabajos científicos existentes a la fecha.

–       La definición de actividades permitidas, restringidas y prohibidas en glaciares.

Por otra parte, en 2006 también se ingresó una propuesta de Ley del senador Antonio Horvath (RN), apoyada por los senadores Alejandro Navarro (PS), Guido Girardi (PPD) y Rodolfo Stange (RN). Fue aprobada en general por unanimidad en la Sala del Senado

En relación a la demanda para que estas masas de hielo sean protegidas manifestó que es una petición que se viene dando desde mucho tiempo a través de un proceso de incidencia ciudadana para la protección de glaciares

  1. Campaña presidencial 2005: Ambientalistas presentan a candidatos “Agenda Ambiental de ONG Ecologistas y Ambientalistas: prioridades para el periodo 2006-2010”
  1. Se concreta en octubre de 2005 un acuerdo programático específico de 10 puntos, con Michelle Bachelet el cual incluyo la protección de glaciares en su punto 9. Fue oficializado el 21 de noviembre de 2005, en el jardín botánico Chagual en Santiago.
  1. Durante la campaña electoral en 2005, Bachelet prometió  “Proteger los glaciares y no aprobar su remoción y/ o destrucción”. La meta de cumplimiento consensuada con SEGPRES respecto de este Acuerdo fue el envío al Congreso Nacional, por parte del gobierno, de una ley para la Protección de Glaciares como reservas de agua dulce.
  1. Para concretar el acuerdo, el Programa Chile Sustentable estableció́ un grupo de trabajo con las Comisiones de Riego y de Medioambiente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA);  la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA), el Departamento de Medio Ambiente del Ejército, y el Instituto Geográfico Militar, cuyo objetivo fue elaborar un Proyecto de Ley para la Protección de los Glaciares.

La propuesta de  Ley  se entregó a la Ministra de SEGPRES, Paulina Veloso,  el 11 de enero de 2007, junto a la solicitud formal al gobierno para el patrocinio del proyecto de ley. No obstante, el compromiso del  gobierno de Bachelet  en la época no  patrocinó el Proyecto de Ley, principalmente debido a  presiones ejercidas por las empresas mineras.

  1. Dado el contexto anterior, las organizaciones ecologistas procedieron a realizar un trabajo con la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado. Realizadas las presentaciones en dicha Comisión, los senadores Horvath, Allamand, Navarro y Stange, procedieron a incorporar los planteamientos del Proyecto de Ley de los grupos ambientalistas y ecologistas como de la SNA, los cuales quedaron consignados en el Boletín No 4205-12 del 2 de abril de 2007. Terminada la discusión general del proyecto de ley en dicha Comisión, pasó a la Sala del Senado, siendo aprobada por unanimidad. Pero sin patrocinio del ejecutivo, la tramitación en particular no prosperó
  1. El año 2012, en el contexto de la ampliación de faenas de Codelco Andina con intervención sobre glaciares, los Senadores desarchivaron el proyecto Boletín No 4205-12  y reanudaron su tramitación
  1. El año 2013, la Comisión de MA del Senado  dio  inicio  a audiencias públicas, y abrió  periodo de  indicaciones. La moción  aun no es votada en particular, en espera de apoyo del ejecutivo y con gran oposición de las mineras.

En cuanto al trabajo realizado por parte del ejecutivo en relación a glaciares, expreso que dicho trabajo viene desde el año 2008 en donde se llevan a cabo las siguientes acciones:

  1. Se dedica  600 millones de pesos para que la Dirección General de Aguas,  inicie el año 2008, el estudio y monitoreo de los glaciares del territorio nacional.
  2. El Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA), aprobó el 28 de mayo de 2008,  los acuerdos:
  1. a)    Nº 379/2008: Un Plan de Trabajo para la Política Nacional de Glaciares. (La Política está vigente desde 2009)
  2. b) Nº 380/2008: Modifica el Reglamento del SEIA de la Ley 19.300 para  obligar el ingreso al SEIA mediante Estudio a aquellos proyectos que puedan intervenir o impactar glaciares. (Reglamento vigente)
  3. c) N°381/2008: Modifica el Reglamento del Catastro Público de Aguas  DS N1220 del 30/12/1997 para incluir el Inventario Glaciares.
  4. d) Crea la Estrategia Nacional de Glaciares, (vigente desde  2009)
  5. e) Pública el  1º Inventario Público de Glaciares en 2009, se actualiza en 2013
  6. f) Gobierno Piñera (2013)  se niega a patrocinar moción del Senado.
  7. g) Gobierno Bachelet (2014) anuncia voluntad política de legislar sobre la protección de glaciares

Sara Larraín, se refirió en específico al proyecto de ley, destacando las siguientes materias:

En relación a los Fundamentos del proyecto de ley señala lo siguiente:

  1. a) reconocimiento expreso de su valor hidrológico estratégico para el mantenimiento de las cuencas y ecosistemas y  responder a las necesidades de las poblaciones humanas y de las actividades productivas;
  2. b) la evidencia  de que constituyen reservas estratégicas de agua en estado sólido y proveedores de agua de recarga de las cuencas hidrográficas superficiales, caudales y napas subterráneas y;
  3. c) el hecho de que constituyen una de las principales fuentes de agua en épocas de verano y períodos de sequía, siendo probable que estos intervalos de mayor estrés hídrico aumenten en intensidad y frecuencia producto del cambio climático.

En relación al articulado de la ley, destacó lo siguiente:

Definiciones (Art 2º):

  1. Glaciar: todo volumen de hielo y nieve permanente, que persista por periodos de al menos dos años y que cubra un área igual o superior a 0,01 Km2, incluyendo cualquier superficie rocosa con evidencia superficial de flujo viscoso, producto de un alto contenido de hielo actual o pasado en el subsuelo.
  2. Ambiente glaciar: territorio de altas latitudes o de cimas de montañas, en el límite de las nieves permanentes, las temperaturas predominantes durante todo el año son inferiores a 0º C y la fusión es débil o nula.
  3. Ambiente periglaciar: territorio donde se encuentran geo formas generadas por la acción cíclica del  congelamiento del agua y su deshielo, sea en lapsos anuales o de mayor espacio de tiempo. Corresponde al espacio  que se encuentran cerca o casi del dominio  glaciar.
  4. Permafrost: tipo de suelo o roca con una fracción permanentemente congelada, con hielo y materia orgánica, que incluye suelo seco-congelado y suelo húmedo-congelado que permanece por debajo de los 0ºC por 2 o más años consecutivos.

Ámbito de Aplicación (Art 3º): Todo el territorio nacional, con independencia  donde estén ubicados (áreas protegidas, de aquellas que consagra el artículo 8° del Reglamento del Sistema de Evaluación Ambiental, contenidos en el Decreto Supremo Nº40 del Ministerio del Medio Ambiente de 2013) y de las relaciones de propiedad que existan en el territorio donde estos se emplazan.

Naturaleza jurídica (Art 4º): Son bienes nacionales de uso público, de conformidad a lo establecido en el artículo 19 N° 23 de la Constitución Política del Estado. En consecuencia, se encuentran fuera  del comercio humano, es decir, son inapropiables por parte de las personas, ya sean éstas naturales o jurídicas, y dentro de estas últimas, sean de derecho público o privado.

Prohibiciones (Art 6°): No podrán realizarse en  glaciares, zonas glaciares y peri glaciares  actividades que generen impactos significativos o daños irreversibles.

  1. a)    Actividades que impliquen su remoción, traslado o destrucción.
  2. b)    Actividades sobre la superficie de los glaciares, que afecten las funciones, dinámicas y propiedades esenciales de los glaciares.
  3. c)    Actividades bajo la superficie de los glaciares, que puedan alterar su condición natural, acelerar o interrumpir su desplazamiento, o acelerar su derretimiento.
  4. d)    La liberación, vaciamiento o depósito de basuras, productos químicos,  material particulado, desperdicios o desechos de cualquier naturaleza o volumen.
  5. e)    La ejecución de cualquier otra acción contraria al objeto de la presente ley, o que puedan afectar directa o indirectamente las funciones del glaciar señaladas en el artículo 1° de la presente Ley.

Excepciones a la prohibición (Art 7º):

  1. a)    Las actividades de rescate, derivadas de todo tipo de emergencias.
  2. b)    Las actividades científicas, realizadas con o sin equipamiento, con eventual toma de muestras obtenidas de pozos excavados manualmente o con taladros activados manualmente y hasta doce metros de profundidad, en la medida que no dejen materiales o desechos sobre los glaciares.

En estos casos las personas naturales o jurídicas responsables deberán  informar previamente al organismo competente sobre el área y duración de la actividad, como asimismo solicitar permiso a los dueños de los predios públicos o privados,  en que se encuentran los glaciares.

Actividades restringidas (Art 8°): Las actividades que se indican, requieren  previamente informar a la autoridad competente y obtener los permisos correspondientes:

  1. a) Actividad científica realizada con el auxilio de medios mecanizados de transporte, o con obtención de muestras de sondajes mecanizados, o que deje indefinidamente materiales, instrumentos e infraestructura  en los glaciares, tales como estacas, señales, instrumentos, o que introduzca cualquier tipo de trazadores, en cualquier cantidad, en el glaciar o en sus aguas;
  2. b) Actividad turística realizada con el auxilio de medios mecanizados de transporte.

Registro Nacional de Glaciares (Art 9º): El  Inventario Público de Glaciares, establecido en la Resolución Nº 1.851 de 2009 de la DGA pasará a denominarse Registro Nacional de Glaciares, conservando para todos los efectos legales, las características, información y formato  básico que consagra dicha resolución.

Artículos transitorios 1º,2º y 3º

Artículo 1º: La presente ley entrará en vigencia 60 días después de su publicación en el Diario Oficial.

Artículo 2º: Actividades existentes deberán, en un plazo máximo de 180 días desde publicado el reglamento de la presente ley, someterse a una auditoría ambiental sobre impactos, procedimiento y plazo de reparación y la forma que se realizara el monitoreo de estas obras y planes.

Artículo 3º: Actividades  existentes o en evaluación  que contemplen actividades prohibidas o restringidas deberán informar dentro de un plazo de 180 días, prorrogables por otros 90 días a la autoridad que señale el reglamento, para que se adecuen a la nueva normativa.

Mientras no se promulgue el referido  Reglamento y, por el solo ministerio de la ley deberán cesar toda actividad prohibida o restringida prevista en la presente ley.

Por ultimo Sara Larraín, concluyo que Chile necesita urgentemente legislar sobre la materia. Los principales desafíos será incluir los glaciares de roca, el ambiente peri-glaciar  y mantener las actividades prohibidas que establece el Artículo 6º, indicando que No actuar ahora, implica aceptar la destrucción de las reservas estratégicas de agua dulce  que posee el país,  aumentando la vulnerabilidad en el contexto de mayor estrechez  hídrica que trae el cambio climático.

Terminada la exposición de Sara Larraín, se dio inicio a la presentación de Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram, quien indicó que los glaciares representan reservas estratégicas de agua en estado sólido. A modo de introducción señalo que los glaciares son parte de nuestro territorio nacional y que la DGA catastró 24.114 de ellos señalando que cubren 23.641,6 km2 (DGA, 2008).

A su vez manifestó, que los glaciares son ecosistemas altamente sensibles y complejos reguladores del clima a nivel mundial y local, como también proveedores de agua a nuestros ríos y napas subterráneas en periodos en que no hay precipitaciones.

La Directora de Terram, presento lo que se ha hecho, con respecto a glaciares desde una visión de la política pública, manifestando que los glaciares son parte de nuestro territorio nacional, pero a pesar de ello el Código de Aguas IGNORA las nieves y glaciares, aunque son parte importante del ciclo hidrológico.

Expreso que los hitos en relación a glaciares en el anterior periodo presidencial de Bachelet (2006-2011), fueron la Ley N° 20.283 sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal, en la cual se prohíbe la corta de bosque en las márgenes de glaciares. A su vez indicó que la Ley N° 19.300 de 2010, incluyó a los glaciares al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Reglamento indica que proyectos de inversión deben someterse a EIA si afecta a glaciares.

Por otra parte desde la política pública el parlamento no ha estado fuera de los esfuerzos por  protegerlos, lamentablemente los proyectos han quedado estancados (Sánchez 2005, Horvath 2006 y Girardi 2008).

También se refirió a la Política para la Protección y Conservación de Glaciares y la Estrategia Nacional de Glaciares del Año 2009, la profesional indicó que lo anterior no condujo a mecanismos de protección eficaz, esto se refleja en que Proyectos de inversión minera como Pascua Lama, Andina 244, Escalones o Los Bronces se siguen llevando adelante y los glaciares singuen siendo IGNORADOS.

Flavia Liberona, también presento a la Comisión la Importancia de los Glaciares y la relación de estos con el Cambio Climático destacando los siguientes puntos:

Según el IPPC, II Informe del V Reporte (marzo 2014), Chile tendrá:

–       Reducción de precipitaciones.

–       Reducción de glaciares, como consecuencia bajan los suministros de agua.

–       Cambios en la estacionalidad de caudales en cuencas superiores (por deshielo) en el río Limarí, Región de Coquimbo

–       Bajo rendimiento en productividad agrícola, por la reducción del agua.

–       Reducción en la capacidad de generación hidroeléctrica, especialmente en río Maule, Laja y Biobío.

–       Chile es país “vulnerable” (7 de 9 de los 9 criterios CMNUCC).

–       Se enfrenta al aumento de temperaturas.

–       Redistribución de precipitaciones.

–       Intensificación de aridez en zona norte.

–       Avance de desertificación hacia el sur del país.

–       Reducción de precipitaciones en zona central y sur.

–       Constituyen un factor importante como regulador ante en el aumento de temperaturas.

Por otra parte la Directora Ejecutiva de Terram, presentó a la Comisión la importante relación que se genera entre los glaciares y la biodiversidad, destacando que a lo largo de nuestro territorio, los glaciares se encuentran en la cabecera de las cuencas hidrográficas. Hielos y nieves son la naciente de los ríos, lo anterior conlleva a los siguientes beneficios para los ecosistemas productos de la presencia de los glaciares:

–       Abastecen de agua las napas subterráneas, ríos y lagos, especialmente en verano o periodos de sequía.

–       Permiten con ello mantener la BIODIVERSIDAD en el territorio.

–       Cumplen funciones ecosistémicas y brindan servicios ecosistémico/ económico para el desarrollo de la vida y la sociedad.

–       El evidente aumento de las temperaturas y la redistribución de precipitaciones a nivel global, hacen de los glaciares importantes y estratégicas reservas.

–       Los cambios en el clima global y la biodiversidad están estrechamente vinculados.

–       El agua cada vez se necesita más para el mantenimiento de ecosistemas, como la reposición de los humedales.

–       El cambio climático es una importante fuerza impulsora en la pérdida de biodiversidad.

–       Las actividades humanas dependen de la existencia de recursos naturales, la pérdida de biodiversidad y carencia de agua nos afecta.

–       La biodiversidad saludable y los ecosistemas sanos y resilientes a su vez proporcionan un medio natural de adaptación al cambio climático

Además la profesional destacó la relación de los glaciares y la seguridad alimentaria indicando que estos son importantes ya que aportan agua a cuencas hidrográficas que son usadas intensivamente para los sistemas silvoagropecuarios.

–       La población humana depende de la producción agrícola para alimentarse.

–       La agricultura representa un 70% del agua que se extrae a nivel mundial.

–       La gestión del agua es fundamental para la estabilidad de la producción mundial de alimentos – FAO 2014. Según la FAO, para 2025, 1.800 millones de personas vivirán en países o en regiones donde habrá escasez absoluta de agua. El 70% de la población vulnerable vive en zonas rurales, la agricultura es su actividad básica. Sin una gestión sostenible del agua en las cuencas hidrográficas y los acuíferos subterráneos, la seguridad alimentaria local, regional  mundial corre riesgos.

–       La sequía es la más frecuente causa natural específica de aguda escasez de alimentos en los países en desarrollo.

A su vez y en relación con la seguridad alimentaria, presento la relación de los glaciares con la producción de agua para bebida humana realzando los siguientes puntos:

–       Las Naciones Unidas (Julio 2010) reconoce el acceso al Agua y saneamiento como Derecho humano FUNDAMENTAL. “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”.

La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos, propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento, limpio, accesible y asequible para todos.

–       En relación a Glaciares y lo que la UNESCO manifiesta, Liberona expreso que el retroceso de los glaciares en los Andes pone en duda la sostenibilidad de los patrones  actuales de disponibilidad y uso de agua. Tendrá efectos importantes en la economía, la vida y los medios de subsistencia de los pobladores de la región.

UNESCO está tratando de concientizar y sensibilizar a las poblaciones, a los gobiernos involucrados en el impacto del cambio climático para que tomen medidas de adaptación para el largo plazo.

Siegfried Demuth, Director de Hidrología y de las Ciencias de Agua UNESCO (2013): “Es preocupación de la UNESCO la falta de monitoreo de los países andinos vulnerables al derretimiento de los glaciares y sus consecuencias en las comunidades que viven del agua de los nevados”. “El problema es que no existe información actualizada del retroceso de los glaciares. Los gobiernos deberían hacer un control permanente para saber cuánto baja el agua y cuanto queda para su población en el futuro“.

La Directora Ejecutiva de Terram, destacó que UNESCO declaró al Parque Nacional Los Glaciares (Argentina) como Patrimonio Mundial en 1981, aun cuando el Parque fue creado en 1937. El objetivo es preservar extensa área de hielos continentales, glaciares montañas andinas, bosques fríos, y lagos de origen glaciar.

A modo de resumen Flavia Liberona, expresó que los glaciares son fuente de agua y de esta depende la vida y el desarrollo de la mayoría de las actividades que como sociedad realizamos en el territorio.

Flavia Liberona manifestó en relación al proyecto de ley de Protección y Preservación de Glaciares, boletín N° 9364 se hace cargo de un vacío regulatorio y vela por las futuras generaciones, lo que puede ayudar a evitar futuros conflictos socioambientales, como también que aborda aspectos geográfico/administrativos que facilitaría la gestión territorial.

Por último la Directora Ejecutiva de Terram se refirió a la moción parlamentaria presentada en mayo en el congreso destacando los siguientes puntos que contenidos en el proyecto:

–       Ambiente Glaciar: “territorio de altas latitudes o de cimas de montañas… las temperaturas predominantes durante todo el año son inferiores a 0° C y la fusión es débil o nula. El escurrimiento es bajo forma de hielo y hay un predominio de precipitaciones como nieve, la cual se transforma en neviza y después en hielo, por compactación y recongelación… Este dominio se define por la presencia de glaciares”

–       Ambiente Periglaciar: “territorio donde se encuentran geoformas generadas por la acción cíclica del congelamiento del agua y su deshielo, sea en lapsos anuales o de mayor espacio de tiempo. Corresponde al espacio o ambientes que se encuentran cerca o casi del dominio glaciar. Son ambientes dinámicos que se van modificando dependiendo de las tendencias climáticas. Se encuentran temperaturas anuales inferiores a 10°C”.

–       Glaciares de roca o permafrost: “tipo de suelo o roca con una fracción permanentemente congelada, con hielo y materia orgánica… que permanece por debajo de los 0°C por 2 o más años consecutivos… Se entenderá como parte del ecosistema mencionado en esta Ley, pudiendo ser también clasificado como glaciar de roca”

Los glaciares rocosos son un sistema dinámico compuesto de una mezcla de hielo y detritos. Básicamente se componen de un núcleo congelado y una capa externa que sufre descongelamiento estacional. Esta capa se conoce como capa activa, la que cubre completamente al glaciar rocoso, actuando como barrera aislante, lo que le da propiedades únicas a los glaciares rocosos.

–       Glaciares de roca: Son mucho más resistentes a procesos de cambio climático que los glaciares convencionales. Proveen un caudal mucho más continuo que los glaciares blancos, ya que poseen esta capa aislante, atenúa las variaciones externas. Actúan como acuíferos, ya que tienen entrada, almacenamiento y salida de agua.

En zonas áridas y semiáridas de Chile, son de vital importancia: son la fuente primaria de almacenamiento de agua. Son pequeños en extensión pero por su gran número, cubren un área mayor que los glaciares (Brenning, 2005). Los glaciares rocosos se forman y se desarrollan en ambientes periglaciares, eso es fuera del ambiente y procesos glaciares. Por eso la importancia de la protección de ambientes periglaciares.

En conclusión manifestó Liberona, el proyecto de ley reconoce expresamente que los glaciares son ecosistemas complejos con dinamismo propio asociados a los ambientes glaciares y periglaciares. Además reconoce que son parte del ciclo hidrológico. El proyecto también  contempla aspectos ligados al derecho a la vida, a la salud, la conservación del patrimonio ambiental y la promoción del bien común, por lo tanto indico que desde Fundación Terram solicitamos el PATROCINIO al Ejecutivo del presente Proyecto de Ley para que tenga real efecto jurídico/administrativo con un enfoque de Política Pública

Asistieron a la Comisión: Daniel Melo (PS), Camila Vallejo (PC), Marcelo Chávez (DC), Patricio Vallespín (DC).