MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y DIRIGENTES DE FENAPRU EXPONEN SOBRE PROYECTO DE LEY DE SSR

MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y DIRIGENTES DE FENAPRU EXPONEN SOBRE PROYECTO DE LEY DE SSR

PDF MInuta Sesión 1 MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y DIRIGENTES DE FENAPRU EXPONEN SOBRE PROYECTO DE LEY DE SSR

Acuden a la comisión autoridades del Ministerio de Obras Públicas y dirigentes de Fenapru, quienes presentaron su visión sobre el proyecto de ley de Servicio Sanitario Rural (Boletín N° 6252-09)

En la 7° Sesión Ordinaria de la Comisión de Recursos Hídricos, se recibió a las autoridades pertenecientes a la Dirección de Obras Hidráulicas por parte del gobierno y dirigentes nacionales de Fenapru quienes expusieron sobre los principales ejes del proyecto.

Por: Ojo Con El Parlamento

Al inicio de la sesión el presidente de la comisión, el diputado Luis Lemus (PS), le cedió la palabra al Intendente de la Región del Maule quien solicito a los diputados de la Comisión que vayan a dicha región, ya que urge que vean la realidad del déficit de recursos hídricos, indicando que actualmente se está repartiendo agua con camiones aljibes.

Posteriormente a la petición del Intendente de la Región del Maule, se dio la palabra al abogado Zarko Luksic, asesor del Ministerio de Obras Públicas, quien expreso que el proyecto de ley de Servicio Sanitario Rural venía desde Octubre de 2008 y que fue aprobado por unanimidad, posterior a ello quedo en la Comisión de Obras Publicas para continuar con el segundo trámite, pero este no avanzo.

Manifestó que la idea del gobierno es reimpulsar el proyecto de ley, por lo tanto indicó que se  está trabajando en conjunto con la Federación Nacional de Agua Potable Rural, ya que se necesita afinar las indicaciones, con el fin de presentarlas el 2 de julio.

El Subdirector de Agua Potable Rural del MOP, Nicolás Gálvez contextualizo que Fenapru se reunió con el Ministro de Obras Públicas el 7 de mayo del presente año, en donde se destacó el interés por trabajar en conjunto. A su vez indicó a los diputados el contenido del proyecto de ley de Servicio Sanitario Rural.

Señalo que en la última semana de Junio, se realizara una reunión de trabajo en conjunto con Fenapru, para revisar las indicaciones.

Gálvez menciono que los principales requerimientos de Fenapru son:

–       Que la Subdirección sea una Dirección

–       Que los permisos y licencias para comités y cooperativas sean tramitados ante el MOP y no ante la SISS

–       Que los permisos y licencias se otorguen de forma indefinida y no como esta en la ley que estipula permisos por 10 y 30 años, sino que hayan condiciones de caducidad.

–       En el caso de la licitación del servicio se priorice a los comité y cooperativas cercanas al sector.

–       Solicitan una escuela nacional de capacitación.

–       Y reemplazar las garantías con un levantamiento de acta de la asamblea.

Con respecto a las otras indicaciones que han realizado al proyecto son de carácter puntual y no afectan mayormente al proyecto.

Nicolás Gálvez indicó que se requiere un marco regulatorio para los servicios sanitario rural, porque no existe un marco legal. Se refirió que este marco legal es para la:

–       Producción de agua potable.

–       Distribución de agua potable.

–       Recolección de aguas servidas

–       Tratamiento y disposición de aguas servidas.

En relación a los tipos de servicio se habla de un Servicio Sanitario primario, que tiene que ver con el uso doméstico del agua y secundario corresponde a la prestación de servicios de agua potable y saneamiento que exceden del uso doméstico, este solo procede cuando ya se tiene cubierto el servicio sanitario rural primario. A su vez ambos servicios de sanitarios rurales sólo podrán ser operados por comité o cooperativas.

Planteo que va haber un registro único de los operadores, que estará a cargo del Ministerio de Obras Públicas, y estarán vigentes por 5 años. En relación a la clasificación de los operadores, dependerá de la calidad técnica, administrativa y financiera del operador

El operador a su vez tendrá obligaciones, siendo estas las siguientes:

–       Prestar los servicios sanitarios a los usuarios, en la medida que sea técnica y económicamente factible y certificar la factibilidad del servicio.

–       Prestar los servicios sanitarios a los usuarios, en la calidad que exijan las normas respectivas, sin perjuicio de las atribuciones del MINSAL y la SISS.

–       Garantizar la continuidad del servicio entregado, en el sentido que éste sea prestado durante la cantidad de horas diarias, conforme a las características técnicas que se les exija a cada segmento.

–       Mantener el nivel de calidad en la atención de usuarios y prestación del servicio que defina el reglamento.

–       Prestar y operar los servicios sanitarios rurales, con estricto cumplimiento a las obligaciones establecidas en la Ley y en su reglamento

–       Mantener en perfecto estado de funcionamiento las instalaciones y equipos del servicio, reparando y reponiendo a su cargo, los desperfectos y los equipos que hayan cumplido su vida útil.

También se mencionaron los derechos del operador, destacando los siguientes:

–       Cobrar por las etapas del servicio sanitario rural prestadas.

–       Cobrar los reajustes e intereses corrientes por las cuentas que no sean canceladas en los plazos establecidos en el reglamento.

–       Suspender, previo aviso de 15 días, los servicios que adeuden una o más cuentas y cobrar el costo de suspensión y de la reposición.

–    Suspender el servicio a los usuarios de servicio sanitario rural primario que destinen el agua a un fin distinto que la bebida o usos domésticos, así como aquellos que causen daños a las instalaciones, equipos o bienes del operador.

En cuanto a las normas de bienes necesarios, destaco que es importante porque la infraestructura, se define con carácter de indispensable. O sea el comité u operador no puede vender estos bienes, porque son indispensables para la prestación del servicio.

En relación al permiso del Servicio Sanitario Rural, indicó que este lo otorga al MOP tanto a un comité como a una cooperativa, para que pueda actuar como un operador de servicio sanitario rural, en un área determinada, una vez otorgado el permiso se constituye como permisionario de un servicio sanitario rural. Este permiso para los comités se fijara en 10 años y para las cooperativas en 30 años.

Expreso que en el proyecto se indica cómo se hace la renovación para cada caso. A su vez Nicolás Gálvez hizo mención a que los operadores, tanto los que opten por el permiso o la licencia, tendrán un periodo de 2 años con “protección de exclusividad “del territorio que atienden.

Los permisionarios podrán, en la primera solicitud, solicitar el permiso definitivo por 10 años o bien, un permiso provisorio por 5 años, en ambos casos se tendrán 2 años para tramitar el permiso.

En relación a la Subdirección de servicio sanitario rural, asistirá a los operadores en la regularización de obras y derechos de aprovechamiento de agua, en la valorización técnica de los activos y en la obtención de Licencias y Permisos. A su vez indicó que existirá un plazo de 6 meses para registrarse en el Registro Público de Operadores.

Para los permisionarios, la primera tarificación será a los 5 años y para las licenciatarias, a los 2 años.

A su vez Nicolás Graves se refirió al régimen tarifario, destacando los siguientes puntos:

–       Como principio general, las tarifas deberán recuperar los costos indispensables de operación.

–       Como exigencias adicionales, las que tiendan a contribuir con el financiamiento parcial de la reposición e incluso de la reinversión, dependiendo del segmento en que se encuentre el operador

–       Procedimiento de fijación regional, distinguiendo sistemas tipo y sistemas de tarificación individual.

–       Intervención de la SISS en la fijación tarifaria, con participación de la comunidad.

–       Tarificación cada 5 años, con un plazo de 5 años para la primera tarificación para los permisos y de 2 años para las licencias, periodos en los cuales se podrá seguir cobrando las tarifas vigentes.

Por ultimo señaló que la Subdirección de Servicios Sanitarios Rurales, se crea en la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP. Indicando numerosas funciones, destacando entre ellas las de fiscalización de comités y cooperativas.

Terminada la exposición de Nicolás Gálvez, Subdirector de agua potable rural, el presidente de la comisión Luis Lemus le cedió la palabra a la Presidenta de la Federación nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU), Gloria Alvarado.

Al inicio de su exposición, la dirigente expreso que se unieron en relación a una amenaza, principalmente en las zonas de Limarí, Choapa, Elqui, V Región, Metropolitana, Bío Bío, VI Región, Ñuble, Araucanía, Chiloé, Los Ríos, Valdivia, con el fin de tener una sola voz y tener una sola representación. A su vez indico que FENAPRU se fundó el 30 de agosto de 2005, en la ciudad de Entre Lagos.

Mencionó que entre los objetivos de la Federación se encontraba solicitar a la autoridad trabajar formalmente en un marco legal para el sector rural, porque tanto comités y cooperativas se encontraban en grave riesgo, como también la estabilidad del sistema.

A su vez indicó que el 8 de noviembre de 2006, FENAPRU, fue invitada a un Seminario del Senado sobre institucionalidad del agua para el sector rural, organizado por la Comisión de Infraestructura de la Cámara del Senado y el BID, este hito fue el puntapié para el reconocimiento y el trabajo realizados por la Federación.

La Presidenta de FENAPRU, expresó que algunos principios y objetivos del proyecto son, establecer un estatuto jurídico para los Servicios sanitarios rurales, indicando que el supuesto básico es que este sistema ha funcionado por 45 años, por lo tanto la idea es fortalecer las organizaciones ya existentes.

También indico que el principio básico, es que el proyecto de ley recoja, reconozca, valore y proteja el capital social, constituido por organizaciones que nacen de la misma comunidad rural, destacando que los dirigentes trabajan Ad honorem  para facilitar su acceso a servicios básicos y vitales, como lo es el agua y el saneamiento.

En relación a los objetivos del anteproyecto manifestó que es necesario este contenga los siguientes lineamientos:

  1. Fortalecimiento de la capacidad de la gestión de las organizaciones comunitarias preservando su carácter participativo e incentivar la eficiencia económica y la sustentabilidad financiera del sistema de APR.
  2. Que incorpore el Saneamiento Rural
  3. Que defina con claridad los diversos roles del Estado.
  4. Que considere gradualidad en el periodo de transición.
  5. Que se preocupe del sector rural disperso.

Alvarado también se refirió a lo que recoge el proyecto de ley actual manifestando que este:

–       Protege el territorio operacional de los Servicios de Agua Potable Rurales o Mixtos.

–       Asegura la continuidad en la Administración de los Servicios sanitarios rurales, por comités y cooperativas.

–       Es cerrado para cooperativas y comités, con alguna excepción establecida o/y ajustada a reglamento.

–       Define derechos y obligaciones para todos los operadores.

–       Da categoría legal a los bienes indispensables y estos tendrán el carácter de inembargables.

–       Genera una ventanilla única para el programa de inversión

–       Aborda el saneamiento rural.

Indicó también que son una de las organizaciones de base más grande a nivel nacional, que cuentan con un gran número de socios, por ende su labor está basada en lo social.

La dirigente expresó que el escenario actual del proyecto de ley es que este fue firmado por el poder ejecutivo en el año 2008 y aprobado por unanimidad por el Senado, actualmente se encuentra congelado en segundo trámite hasta el articulo 62 en la Comisión de Obras públicas desde el año 2010, ingresando a la comisión de Recursos hídricos en el mes de Junio de 2014.

Por otra parte, también se refirió a las etapas que ha vivido el proyecto de ley enumerando las siguientes:

–       Terminado el gobierno de Michelle Bachelet, comienza un nuevo periodo con nuevas autoridades.

–       Al ingreso de la administración del gobierno de Sebastián Piñera, se pide retomar mesa técnica, con la sorpresa que se hacen modificaciones de fondo, dejando fuera el espíritu original de la ley, que es preservar que dirigentes nacionales sigan administrando los Servicios de Agua Potable Rural.

–       La mesa técnica de 2010, quedo sin resultado favorable.

–       Lo bueno del texto del gobierno de Sebastián Piñera se incluye como indicación para el proyecto de ley original.

–       A mediados del año 2013, y principios del año 2014, se retoca el texto por los dirigentes nacionales y se trabajan las indicaciones al proyecto, presentándoselas a la autoridad, el día 7 de mayo al Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

–       Las indicaciones realizadas por la Federación se presentan a la mesa técnica el 14 de mayo de 2014, esperando que estas sean recogidas.

Por último la Presidenta de Fenapru, hizo un llamado a los diputados a proteger el agua potable rural, de la contaminación, la minería, las sanitarias, etc. con el fin de preservar un bien común y proteger el recurso hídrico para las futuras generaciones.

Discusión parlamentaria

El diputado Daniel Nuñez (PC), consulto al ejecutivo en relación a cuál es la voluntad que hay de poner urgencia a este proyecto de ley.

En repuesta a lo consultado por el diputado Nuñez, Zarko Luksic, indicó que de parte del ejecutivo existe la voluntad de tramitar el proyecto de ley, de potenciarlo porque esto lo maneja la gente y por lo tanto se le dará la urgencia requerida.

El diputado Raúl Saldívar (PS), requirió que se precisaran las diferencias existentes entre el ejecutivo y FENAPRU.

Por su parte el diputado Jorge Inzunza (PPD), consultó por la naturaleza jurídica de las entidades a quienes se  les otorgarían licencias/permisos, y si acaso la misma era la mejor posible para asegurar el buen funcionamiento de los servicios.

La diputada Yasna Provoste (DC), indicó que convendría disponer criterios diferenciados para  el funcionamiento de las diversas APR a nivel nacional, pues cada cuenca  hidrográfica tiene sus particularidades; que es necesario capacitar a los dirigentes  y usuarios de APR para obtener los objetivos deseados por el proyecto, manifestó que temía que el proyecto fuese flexible en permitir que entidades privadas puedan  integrar las listas de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, lo que perjudicaría el carácter asociativo de las APR, a la vez criticó el trabajo  desarrollado por la Superintendencia, ya que esta no estaría cumpliendo cabalmente su  rol fiscalizador.

Manuel Munduca, Director de FENAPRU, manifestó que es urgente que esta ley se apruebe, ya que es necesario tener alcantarillado y capacitación, por ultimo indicó que es necesario que el Ministro le ponga urgencia al proyecto.

José Rivera, Secretario de la Federación Nacional de Agua Potable Rural señaló que es  necesario avanzar en esta legislación atendida la situación de diversas regiones del país, a la vez que compartió la necesidad de capacitar a los dirigentes. Al respecto, indicó que SENCE no otorga capacitación a dirigentes, sólo a  trabajadores.

Por otra parte manifestó que es necesario que cuando un APR, pide los derechos de agua tienen que presentar los mismo papeles que presenta una minera, lo que para una APR es muy caro, por lo tanto debiese generarse una diferenciación.

Por último el Presidente de la Comisión, Luis Lemus (PS), manifestó interés en el pronto despacho del  proyecto, hizo presente que en la práctica, todo lo relativo a construcción de alcantarillados ha sido gestionado vía fondos SUBDERE, cuestión que el proyecto de ley vendría a corregir mediante la figura de la ventanilla única y que ha sido complejo lograr inversión estatal en cooperativas.

Finalmente, solicitó que se informe en el futuro cuál será el destino de las aguas servidas, según el proyecto de ley.

Asistieron a la comisión: Cristina Girardi (PPD), Jorge Insunza (PPD), Luis Lemus (PS), Andrea Molina (UDI), Daniel Núñez (PC), Yasna Provoste (DC), Jorge Rathgeb (RN), Raúl Saldívar (PS), Matias Walker (DC).